Gibraltar

Gibraltar presenta el rostro de Calpeia, una mujer que vivió en la Roca hace 7.500 años

  • Sus restos fueron encontrados en una excavación en 1996 cerca de Punta Europa

La recreación del rostro de Capeia La recreación del rostro de Capeia

La recreación del rostro de Capeia / E. S.

Comentarios 3

El ministro responsable de Patrimonio, John Cortés, presentó este miércoles una reconstrucción forense de la cabeza de una mujer neolítica que vivió en Gibraltar hace 7.500 años. Los restos de Calpeia, nombre que ha recibido en referencia a la denominación antigua del Peñón, fueron encontrados y excavados en 1996 por arqueólogos del Museo Nacional de Gibraltar en una cueva sepulcral cerca de Punta Europa.

Los últimos avances han permitido extraer segmentos de su ADN. Los resultados, junto con otros de diferentes partes de la Península Ibérica, se publicaron en la prestigiosa revista Science a principios de este año. Para este estudio, el Museo Nacional de Gibraltar colaboró con la Facultad de Medicina de Harvard, que también prestó asesoramiento sobre los detalles de la reconstrucción efectuada. Esta nueva información permitió a los investigadores y conservadores del Museo Nacional de Gibraltar iniciar un proceso de reconstrucción forense, con el fin de tratar de ponerle cara al cráneo. Este quedó deformado después de su sepultura, por lo que el proceso incluyó la remodelación de una copia escaneada del cráneo y la restauración de las áreas que faltaban. El resultado es una representación realista de la cabeza de Calpeia.

En la presentación, John Cortés destacó la increíble precisión y nivel de detalle que se habían logrado. Gracias a la combinación de la tecnología actual y las capacidades del Conservador del Museo Nacional de Gibraltar, Manuel Jaén, se pudo hacer realidad este proyecto interno. Según el ministro, resultaba apropiado presentar durante la Semana Nacional el rostro de la primera mujer moderna gibraltareña conocida que vivió en el Peñón.

El Neolítico o Nueva Edad de Piedra se caracteriza por la expansión de la agricultura desde Oriente Medio, así como de las primeras cerámicas. Los genes de Calpeia demostraron que tiene un 10% de ascendencia de cazadores-recolectores locales del Mesolítico, pero un 90% de ascendencia de Anatolia, en la actual Turquía. O ella o sus antepasados cercanos se trasladaron desde el Mediterráneo oriental y llegaron a Gibraltar, trayendo consigo los nuevos avances y las tecnologías que terminaron propagándose por toda Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios