Gibraltar

Los restos hallados en Gibraltar durante la búsqueda de un marinero desaparecido no son humanos

  • La Policía de Hampshire continúa la investigación tras la recogida de pruebas en el cementerio de Trafalgar

La búsqueda de Simon Parkes en Gibraltar. La búsqueda de Simon Parkes en Gibraltar.

La búsqueda de Simon Parkes en Gibraltar. / P.H.

El análisis forense de los restos óseos encontrados en el cementerio de Trafalgar, en Gibraltar, durante la búsqueda de Simon Parkes, un marinero de la Royal Navy que desapareció en el Peñón en 1986, no son humanos. 

Según publica la BBC, los materiales recogidos fueron analizados por arqueólogos y  antropólogos. "Después de la operación de búsqueda, ningún material examinado ha sido identificado como humano", recalcó la Policía de Hampshire.

Las búsquedas realizadas por equipos especializados junto a la Royal Gibraltar Police en el cementerio concluyeron el 30 de septiembre.

El inspector Adam Edwards dijo: "Hemos mantenido al Sr. y la Sra. Parkes informados de nuestro progreso y me gustaría agradecerles nuevamente por su apoyo.Sabemos que este sigue siendo un momento difícil para ellos y esperamos que nuestro trabajo finalmente les brinde las respuestas que tan desesperadamente quieren".

El caso se reabrió en 2001 después de que un compañero de barco, el suboficial Allan Grimson, fuera declarado culpable de dos asesinatos.

Los oficiales de la policía de Hampshire, que investigaron los asesinatos de Grimson, han viajado a Gibraltar en varias ocasiones para buscar el cuerpo de Parkes, mientras Grimson niega su participación en la muerte de Parkes, que servía en el HMS Illustrious cuando atracó en el Peñón el 12 de diciembre de 1986 a su regreso a Portsmouth de un despliegue en Asia y Australia. El joven operador de radio nacido 18 años atrás en Kingswood, cerca de Bristol, salió una noche por la Roca con sus compañeros y se sabe que estuvo en varios bares. En un momento de la velada, Parkes le dijo a sus amigos que se iba a comprar comida. Desde ese momento despareció y nunca más se supo de él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios