Accidente marítimo

El casco del buque semihundido en Gibraltar se parte en dos

  • Las dos secciones del 'OS 35' aún no se han separado del todo 

  • Se despliega una barrera en caso de vertido, aunque aún no se han detectado fugas de fuel

El buque, visto desde la playa de La Línea.

El buque, visto desde la playa de La Línea. / A. Carrasco Ragel / EFE

El casco del granelero OS 35, que permanece semihundido en la cara este de Gibraltar, se ha roto este miércoles por la tarde. El Gobierno de Gibraltar ha informado de que las dos secciones del buque aún no se han separado del todo y reconoce que había un claro riesgo de que esto ocurriera. "Por esta razón se estaba intentando urgentemente sacar el combustible del buque, pero esto aún no ha sido posible", indica el Ejecutivo gibraltareño.

Para evitar que los vertidos puedan llegar a la costa, el buque ya está rodeado por una barrera oceánica que debería contener cualquier derrame de petróleo que pueda producirse, aunque por el momento no parece que se haya producido ningún vertido y se está vigilando constantemente.

La Autoridad Portuaria de Gibraltar trabaja con todas las partes implicadas para intentar resolver todos los problemas que puedan surgir ahora y la Capitanía Marítima está tomando medidas para garantizar que se minimice cualquier impacto medioambiental.

Los 24 tripulantes del buque y seis inspectores que estaban a bordo en ese momento, han sido evacuados de forma segura. Todas las operaciones en el Puerto de Gibraltar están actualmente suspendidas para concentrar todos los recursos en esta emergencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios