Am Ghent El capitán del buque que causó un vertido la Bahía de Algeciras comparece en los juzgados de Gibraltar

  • Está acusado de permitir el derrame de hidrocarburos y dañar el lugar de cría de un animal protegido

Imagen aérea del vertido provocado por el 'AM Guent' en la Bahía de Algeciras.

Imagen aérea del vertido provocado por el 'AM Guent' en la Bahía de Algeciras. / M. G. (Algeciras)

El capitán del buque AM Ghent, que el pasado 12 de febrero provocó un vertido de fuel en aguas de la Bahía de Algeciras, ha sido reclamado este jueves bajo fianza policial y ha sido acusado de dos delitos: permitir, como capitán de un buque, el derrame de hidrocarburos en aguas portuarias y dañar el lugar de cría de un animal de una especie europea protegida. Por ambos comparecerá este viernes por la mañana ante la Corte de Magistrados del Peñón.

La investigación se ha llevado a cabo junto con la Autoridad Portuaria de Gibraltar, la Administración Marítima de Gibraltar y el Departamento de Medio Ambiente. En un primer momento el Gobierno de Gibraltar informó de que el derrame se produjo por el fallo de una de las válvulas de ventilación del AM Ghent, lo que llevó a la autoridad portuaria de Gibraltar a activar su plan de lucha contra la contaminación.

El día después del derrame el Gobierno del Peñón indicó que suponía un "revés importante" del que "llevará tiempo recuperarse". El ministro de Medio Ambiente, John Cortés, confesó que le “entristece enormemente este incidente". "Son raros en nuestras aguas, de hecho no hemos tenido ninguno como éste en los nueve años que llevo de ministro, aunque sí ha habido varios en otros lugares de la bahía, pero tienen un gran coste medioambiental. En los últimos diez años, la vida marina de nuestro puerto había recuperado fuerza y se estaba convirtiendo en una zona clave para la vida marina. Se trata de un revés importante que estamos siguiendo de cerca y nos esforzamos por minimizar el impacto en la medida de lo posible. Pero llevará tiempo recuperarse y seguiré haciendo todo lo posible para garantizar que este tipo de accidentes no se repitan en el futuro”.

El vertido de combustible tuvo lugar el pasado 12 de febrero a primera hora de la mañana, cuando se extendió por buena parte de las aguas de la Bahía de Algeciras. El Gobierno del Peñón informó por la tarde en un comunicado de que el aviso del derrame se produjo a las 6:50, aunque, según pudo saber esta redacción, las autoridades de la colonia no alertaron de lo ocurrido a las españolas hasta las 11:00, es decir, más de cuatro horas después. Este hecho impidió que se desplegasen antes las barreras de contención por parte de la Capitanía del Puerto de Algeciras y de Salvamento Marítimo.

Días después este diario publicó unas imágenes de vídeo que probaron el hostigamiento al que dos embarcaciones de la Royal Navy sometieron a un barco de Salvamento Marítimo, la Salvamar Denébola, cuando esta trataba de contener el vertido. Una llamada del capitán responsable del puerto de Gibraltar medió ante los mandos de la Royal Navy para que cesase el acoso a las embarcaciones civiles españolas, que finalmente pudieron colocar una barrera de contención del derrame desde el muelle de La Línea, en el límite con el Peñón, lo que evitó que el combustible llegase a la costa española.

El AM Ghent es un mercante con bandera de Liberia, de 230 metros de eslora y 38 de manga, botado en 2011. Las imágenes a las que ha tenido acceso esta redacción y tomadas desde un helicóptero mostraban la gran extensión de la mancha. También quedó constancia de ello en el vídeo grabado por la tripulación de un pesquero que faenaba en el interior de la Bahía de Algeciras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios