Gibraltar

La bronca del Brexit se traslada a Gibraltar

  • El Parlamento aprueba el marco legal para la retirada con la fuerte oposición del GSD, que considera que el Protocolo y los Memorandos hacen consesiones a España

La fachada del Parlamento de Gibraltar. La fachada del Parlamento  de Gibraltar.

La fachada del Parlamento de Gibraltar. / E. S.

La tormenta que supone en Reino Unido la salida de la Unión Europea acaba de trasladarse a Gibraltar y, además, con gran aparato eléctrico. Dos días de tenso debate en el Parlamento del Peñón -para aprobar el histórico proyecto de ley que concede cobertura legal a la retirada organizada de la Unión Europea e incluso un marco legal a Un Brexit sin acuerdo- han evidenciado las diferencias irreconciliables entre el Gobierno y la oposición.

El portavoz de los socialdemócratas, Elliott Phillips, explicó que su partido apoya los elementos principales del proyecto de ley, pero que no podían votar a favor de nada que respalde el Protocolo de Gibraltar o los Memorandos de Entendimiento firmados entre España y Reino Unido. la razón es que entiende que no son buenos para Gibraltar, ya que permitirán que España tenga voz en los asuntos de Gibraltar sin ningún beneficio a cambio. Consideró que la eterna controversia en Westminster se había trasladado a Gibraltar a través del ministro principal, Fabián Picardo. "Los memorandos de entendimiento representan un abandono de los avances significativos logrados por Sir Peter Caruana y el GSD durante su etapa en el gobierno", dijo Phillips. "Bajo el GSLP hemos visto un retorno al bilateralismo, España ha asegurado la protección total para sus trabajadores y no hemos logrado nada permanente a cambio", insistió.

Después de cinco horas de sesión, el miércoles se aprobaron las dos primeras etapas del proceso legislativo, que llegó a la Cámara como urgente, con los votos a favor de los parlamentarios del Gobierno (GSLP y Liberales) y de la independiente Marlene Hassan Nahon. El GSD no solo votó en contra, sino que, en un movimiento político que no se recuerda en Gibraltar, consiguió que se retrasara la tercera, de modo que se frenó toda la legislación.

Picardo defendió que los acuerdos eran buenos de forma recíproca, de modo que si España está ganando terreno en los asuntos de la Roca, entonces la Roca está ganando terreno en los asuntos de España, y calificó de "sinsentido" los argumentos de la oposición. El GSD demuestra, explicó el ministro principal, que no ha entendido lo que provoca el Acuerdo de Retirada, ya que el artículo 50 exige que se negocie la salida de la UE antes de llegar a un acuerdo sobre la futura relación.

El proyecto de ley aprobado finalmente deroga la Ley de Comunidades Europeas y convierte la legislación de la UE -tal como está en el momento de la salida- a la legislación nacional antes de que se produzca el Brexit. Además crea poderes para hacer una legislación subsidiaria que permita hacer correcciones a las leyes que de otra manera ya no funcionarían adecuadamente una vez que Gibraltar haya abandonado la UE. 

Al otro lado de la Verja, el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, afirmó que el Ejecutivo tiene la "tranquilidad" de que el Gobierno de España y el Reino Unido han comunicado que respetarán pase lo que los memorandos de Gibraltar.

El Gobierno británico ha admitido que contempla la posibilidad de que no se apruebe un acuerdo del Brexit hasta los "días previos" a la fecha límite del 29 de marzo, lo que le obligaría a pedir una extensión del plazo de salida a la Unión Europea (UE) para aprobar diversas legislaciones secundarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios