Gibraltar

Las actuaciones de los bomberos aumentan un 11% en el último año

  • Las estadísticas de 2010 reflejan un total de 1.672 frente a las 1.492 llevadas a cabo en el ejercicio anterior. Más de 400 corresponden a avisos por incendios

Comentarios 1

La brigada de bomberos de Gibraltar realizó 1.672 actuaciones durante el año 2010, según reflejan las últimas estadísticas disponibles en la página web de este cuerpo de seguridad. Estas intervenciones representan un incremento cercano al 11% respecto a las llevadas a cabo en el ejercicio anterior, cuando fueron 1.492.

El balance de 2010 recoge que, de las 1.672 actuaciones, 431 correspondieron a avisos por incendios, 27 más que en 2009. No obstante, hay que precisar que no todos los servicios por avisos de fuego requirieron la intervención de los bomberos. Así, dicha participación fue efectiva solo en 139 casos, ya que el resto correspondieron a falsas alarmas. De estas últimas, 18 fueron "malintencionadas", tal y como las califica la brigada en su informe, y el resto avisos de ciudadanos que creyeron necesaria la presencia de los bomberos aunque finalmente no fue preciso que los efectivos intervinieran.

Por otro lado, durante el año pasado hubo 997 servicios especiales de distinta índole. Esta cifra también supone un incremento respecto al dato de 2009, pues en ese ejercicio el número de servicios especiales ascendió a 894, 103 menos que en 2010.

De otra parte, los bomberos realizaron 244 asistencias de ambulancia en el transcurso de 2010. De nuevo se registra un incremento respecto a 2009, cuando los bomberos llevaron a cabo 194 actuaciones en este apartado.

Los orígenes de la brigada de bomberos de Gibraltar se remontan al año 1865, cuando se constituyó una comisión de sanidad con competencias en la prevención y extinción de incendios.

Sin embargo, no fue hasta 1938 cuando los bomberos se trasladaron a la que sigue siendo su sede en la actualidad, la estación de La Alameda, en Grand Parade. En aquella época, todos los efectivos eran militares. No fue hasta después de la II Guerra Mundial, en 1946, cuando comenzó la entrada de civiles en el cuerpo.

En la actualidad, la brigada cuenta con unos ochenta bomberos entre los 19 y los 55 años, sesenta de los cuales intervienen de forma directa en las actuaciones. El resto se reparte entre el servicio de recepción de avisos y el departamento de prevención.

Para intentar acceder a la brigada, los aspirantes deben cumplir en primer lugar varios requisitos, entre ellos ser mayores de edad, tener una buena forma física y estudios. Una vez que éstos presentan su solicitud de ingreso, deben someterse a dos intensos días de pruebas para comprobar sus capacidades como futuros bomberos.

Según reconoce el jefe de bomberos, Guillermo Mauro, el número de solicitudes de ingreso suele ser elevado cuando hay vacantes que cubrir, rondando las ochenta.

Una vez seleccionado para entrar en la brigada, el aspirante tiene que seguir formándose. Así, debe viajar al Reino Unido y permanecer tres meses en el Fire Service College. A su regreso, la adquisición de nuevos conocimientos y el duro entrenamiento continúan, ya que la brigada cuenta también con un grupo de submarinismo y realiza rescates en montaña. Además, desarrolla una importante labor de apoyo al servicio de ambulancias.

997

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios