Gibraltar

El Partido Verde pregunta a la justicia si será posible revocar la salida de la UE

  • Los ecologistas quieren que el Tribunal Superior de Irlanda inicie la revisión del caso y lo remita a la Corte de Justicia Europea

  • La tramitación empezará a finales entre marzo y abril

La estatua de Churchill en Parliament Square con el Big Ben al fondo. La estatua de Churchill en Parliament Square con el Big Ben al fondo.

La estatua de Churchill en Parliament Square con el Big Ben al fondo. / efe

Tres dirigentes del Partido Verde de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte presentaron ayer ante un tribunal de Dublín una solicitud para que la justicia irlandesa y europea examinen si el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) es reversible.

En última instancia, el objetivo de los políticos ecologistas es que el Tribunal Superior de la República de Irlanda inicie la revisión de este caso sobre el Brexit y lo remita después a la Corte de Justicia Europea.

Su tramitación podría comenzar a finales de marzo o principios de abril, aproximadamente cuando la primera ministra británica, Theresa May, tiene previsto activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, con el que comenzará un periodo de, al menos, dos años de conversaciones formales con la UE sobre esta separación.

Junto a los dirigentes verdes suscribe esta petición el abogado Jolyon Maugham, director del Good Law Project, quien recalcó que hay aspectos del Brexit que deben ser examinados, aunque aseguró que respetan el resultado del referéndum celebrado en el Reino Unido el 23 de junio de 2016.

Según Maugham, la justicia puede establecer que la activación del artículo 50 sea reversible, lo que "nos daría esa opción" para actuar en un contexto de incertidumbre ante las consecuencias del Brexit.

"El ejercicio de esa opción recae sobre el electorado, pero nadie puede negar que nuestros intereses nacionales están mejor protegidos al tener esa opción", dijo el abogado, en nombre también de Jonathan Bartley, colíder del partido Verde de Inglaterra y Gales; Keith Taylor, eurodiputado de esa formación por la circunscripción inglesa del Sur-Este; y el parlamentario norirlandés Steven Agnew.

Maugham recordó que el Reino Unido ha quedado excluido de las últimas reuniones del Consejo Europeo, a pesar de que se abordó el Brexit, y, dado que el Gobierno irlandés sí estuvo presente, esta acción judicial se ha presentado en un tribunal de Dublín.

Asimismo, indicó que, al final del proceso, confía en que la Corte de Justicia Europea dictamine que el Ejecutivo británico puede dar marcha atrás al Brexit de manera unilateral, es decir, sin necesidad de obtener el visto bueno de los Veintisiete.

"Queremos que los tribunales aporten claridad a todo el mundo sobre si, en caso de que algo vaya terriblemente mal o de que el país esté al borde del abismo, el Gobierno podría revocar el artículo 50", indicó Bartley.

Por su parte, Agnew insistió en que Londres no tiene en consideración la "situación especial" de Irlanda del Norte dentro del Reino Unido, al tiempo de que advirtió que el restablecimiento de trabas fronterizas entre la provincia británica y la vecina República de Irlanda podría tener "enormes consecuencias" para la isla.

Como el de Gibraltar, el electorado de Irlanda del Norte y de Escocia rechazó el Brexit con un 55,8% y un 62% de votos, respectivamente, en el referéndum del pasado junio, frente al 53,4% y el 52,5% de apoyo logrado en Inglaterra y Gales, mientras que en todo el Reino Unido el 51,9% respaldó la salida del país del bloque comunitario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios