Gibraltar

El Parlamento exige a May que aclare si quiere seguir en el mercado único

  • Los diputados consideran que deberían votar sobre el acuerdo final tras conocer sus detalles

La primera ministra británica, Theresa May. La primera ministra británica, Theresa May.

La primera ministra británica, Theresa May. / efe

La primera ministra británica, Theresa May, deberá aclarar si quiere que el Reino Unido siga teniendo acceso al mercado único y a la unión aduanera antes de iniciar las negociaciones del Brexit. Así se refleja en un informe divulgado ayer del comité parlamentario que estudia la salida del país de la UE. El documento precisa que la jefa del Ejecutivo tendría que "declarar su posición" como muy tarde a mediados de febrero para dejar así el tiempo suficiente al Parlamento y los ciudadanos para analizarla.

En este informe, el primero que se realiza sobre esta cuestión, los diputados consideran que deberían votar sobre el acuerdo final y respaldan la posibilidad de contar con un acuerdo "provisional" por si fuera necesario.

El Gobierno responde que su objetivo es lograr una "salida suave y organizada"

Como respuesta al documento, el Gobierno ha dicho que su objetivo es lograr una "salida suave y organizada" del bloque comunitario.

May tiene previsto dar detalles sobre la posición negociadora del Ejecutivo para la salida del país de la Unión Europea el próximo martes en un discurso.

La premier quiere activar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa antes de finales del próximo marzo y, una vez se inicie formalmente el proceso, Londres tendrá dos años para entablar los términos del Brexit y establecer cuál será su relación futura con Bruselas, a menos que ambas partes acuerden extender ese plazo.

Según el citado comité, sería "insatisfactorio y potencialmente dañino" para ambos que el Reino Unido abandonara el bloque común sin llegar a un acuerdo y podría ser necesario tener previstas medidas de transición por si esto sucediera.

El documento incluye además otras recomendaciones, entre las que consideran que los derechos de los ciudadanos comunitarios en el Reino Unido y viceversa deben ser una "prioridad" en los debates parlamentarios.

Los diputados indican además que se debe aclarar la posición gubernamental sobre lo relativo a unión aduanera y mercado único, cuando sea necesario, sin comprometer las bazas negociadoras del Gobierno.

Además, el informe recomienda que se lleven a cabo valoraciones económicas sobre las diferentes opciones relacionadas con la pertenencia y acceso al mercado.

Los líderes comunitarios ya han aclarado que el acceso al mercado único será incompatible con cualquier restricción a la inmigración, lo que contrasta precisamente con el control migratorio que es una prioridad para May.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios