Gibraltar

El PP se opone en Estrasburgo a un trato especial para Gibraltar

  • González Pons afirma que tras el 'Brexit' Reino Unido "pasará a ser un país tercero, con lo que ello supone en todos los aspectos"

Esteban González Pons (de frente) y Antonio Sanz. Esteban González Pons (de frente) y Antonio Sanz.

Esteban González Pons (de frente) y Antonio Sanz. / efe

El portavoz del PP en el Parlamento Europeo (PE), Esteban González Pons, afirmó ayer que España "se opondría" a dar un trato especial a Escocia o Gibraltar durante la negociación del Brexit y que sólo "un Estado soberano" puede ser interlocutor en las negociaciones.

"Hay que descartar soluciones o acuerdos específicos y parciales para Escocia o Gibraltar. España se opondría siempre a ello", dijo González Pons durante una reunión en la Eurocámara con representantes populares, socialistas y liberales y miembros de la Cámara de los Lores británica.

El eurodiputado afirmó que el único interlocutor de la UE y de España para este asunto es "el Gobierno de Reino Unido", y que los acuerdos que se alcancen "afectarán al conjunto" del país.

Por otro lado, dijo que, una vez el país salga del bloque comunitario, "pasará a ser un país tercero, con lo que ello supone en todos los aspectos". "El Reino Unido no puede soñar con ser Panamá", dijo, en referencia a sus condiciones fiscales.

En cuanto a las negociaciones, González Pons defendió la necesidad de lograr acuerdos en asuntos "importantes para España", como la situación de los británicos en el país y de los españoles que se encuentran en Reino Unido, y recordó la importancia de las inversiones españolas.

González Pons defendió que la permanencia del Reino Unido en la UE sería mejor que "cualquier escenario", pero abogó por mantener "una relación de amistad" que respete los intereses de ambas partes.

En un discurso este martes en Londres, la primera ministra británica, Theresa May, apostó por un Brexit" duro al confirmar que el Reino Unido saldrá del mercado único europeo y prometió que el acuerdo final con Bruselas será sometido al voto del Parlamento.

Mientras tanto, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, defendió ayer la propuesta de "cosoberanía" planteada por el Ejecutivo español en relación a Gibraltar como "solución" frente al "problema" que supone para dicha colonia la salida del Reino Unido de la UE. En su intervención en un desayuno informativo en Sevilla, en el que fue presentado por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, el delegado del Gobierno se refirió así al "desafío" que supone saber cómo afrontar el Brexit, y al respecto llamó a "hacer lo posible" para afrontarlo como "una oportunidad para la economía de Andalucía y especialmente del Campo de Gibraltar".

En relación a Gibraltar, Sanz defendió que "España ha planteado una solución desde el realismo y la realidad" frente al Brexit, que "no es un problema creado por España", pero que "no tiene marcha atrás", según remarcó. "Hemos planteado una solución del siglo XXI a una situación arrastrada desde el siglo XVIII basada en una propuesta de cosoberanía", resumió Sanz, que incidió en que "para Gibraltar el riesgo y el problema es el Brexit, no la propuesta que ha hecho el Gobierno de España de cosoberanía, que sin duda alguna es la solución".

Además, Antonio Sanz puso de relieve que "el Gobierno también ha iniciado un conjunto de actuaciones" desde el diálogo y el acuerdo, de forma que está trabajando también junto al Ejecutivo andaluz y la Mancomunidad de municipios del Campo de Gibraltar para poner en marcha una propuesta de "impulso y desarrollo económico y social del Campo de Gibraltar que corrija desigualdades".

Sanz abogó por "más Europa y más unidad" para hacer frente por ejemplo a problemas de seguridad, y en esa línea ha señalado que "tenemos que abordar los retos futuros con una política en el marco de la UE que sea fuerte, que apueste por los modelos que funcionan y que aprenda de las situaciones vividas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios