Gibraltar

Gibraltar prohíbe fumar en los vehículos si hay un menor dentro

  • El cambio legislativo entra en vigor el jueves y sigue la línea de la Ley sobre Espacios Libres de Humo de 2012, que ilegalizó fumar en espacios públicos cerrados y vehículos de servicio público

Comentarios 0

Fumar en un vehículo cerrado cuando haya un menor dentro será ilegal en Gibraltar a partir del próximo jueves. Así lo anunció ayer el Gobierno gibraltareño al detallar un cambio legislativo que pretende proteger la salud de los niños.

Será ilegal por tanto que un adulto fume en un vehículo motorizado cerrado cuando haya algún niño en el interior y se encuentre en un espacio público. En este contexto, se entiende como adulto a cualquier persona mayor de 18 años y niño a los menores de 18. A su vez, un vehículo "cerrado" es aquel que se encuentra total o parcialmente cubierto por un techo.

"Este cambio legislativo tiene como objetivo proteger a los niños y jóvenes adultos de los efectos nocivos del humo ajeno, el cual puede ponerles en riesgo de sufrir afecciones graves como meningitis, asma, cáncer, bronquitis y neumonía", explica el Ejecutivo en una nota en la que resalta que Reino Unido, Francia, Sudáfrica, gran parte de Australia, Canadá, EE.UU. y varios otros países ya cuentan con legislación similar.

La nueva legislación sigue la línea de la Ley sobre Espacios Libres de Humo (Smoke-Free Environment Act) de 2012, la cual ilegalizó fumar en espacios públicos cerrados y vehículos de servicio público en Gibraltar.

El ministro de Salud, John Cortés, declaró ayer que "esta nueva legislación está diseñada para proteger a nuestros niños del humo ajeno". "Fumar incluso un solo cigarrillo dentro de un vehículo expone a los niños a niveles elevados de contaminantes y compuestos químicos cancerígenos como arsénico, formaldehido y alquitrán", argumentó. "A menudo, la gente asume erróneamente que abrir una ventana o dejar entrar aire fresco reduce este perjuicio".

"La nueva ley se aplica a cualquier vehículo privado cubierto total o parcialmente por un techo, incluso si las ventanas se encuentran abiertas, el aire acondicionado encendido o si el fumador se encuentra sentado en una puerta abierta del vehículo. Las investigaciones realizadas en el Reino Unido han demostrado que, incluso teniendo las ventanas de un coche abiertas, los niveles de sustancias químicas peligrosas superan 100 veces los valores de seguridad recomendados. No importa la situación, los niños siempre se verán expuestos a sustancias químicas nocivas que les ponen en riesgo de sufrir graves trastornos de salud", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios