Gibraltar

Gibraltar se coloca al margen de la crisis del Gobierno británico

  • El Gobierno invita a los ciudadanos a "desoír a las voces alarmistas que tienen un claro interés político"

El Gobierno de Gibraltar cree que las dimisiones de los ministros británicos Boris Johnson y David Davis "no tendrán impacto alguno en el fuerte apoyo" que el Peñón ha conseguido de todos los representantes en la Cámara de los Comunes durante el proceso de salida de la Unión Europea (UE). Por ello afirma que los ciudadanos "no deberían escuchar las voces alarmistas que han fracasado a la hora de hacer una contribución positiva hasta el momento y que tienen un claro interés político en el asunto".

"Este Gobierno no dejará piedra sin remover para proteger a Gibraltar cuando dejamos la UE", explica el Ejecutivo de Fabián Picardo en un comunicado en el que reconoce que "el Sr. Johnson y el Sr. Davis han sido fuertes partidarios de Gibraltar en el Gobierno y fuera de él", pero añade que no tiene dudas de que este apoyo continuará.

Picardo ya ha remitido una carta al nuevo responsable británico del Brexit, Dominic Raab, y al recién elegido secretario general del Foreign Office, Jeremy Hunt.

El Gobierno de Gibraltar afirma que ha trabajado arduamente desde el referéndum de junio de 2016 para llevar las prioridades de la Roca a la Cámara de los Comunes, al Gobierno del Reino Unido y a todos los partidos políticos representados en Westminster.

Tras las dimisiones de Davis, Johnson y el secretario de Estedo Steve Baker, ayer dos de los vicepresidentes del Partido Conservador británico, Ben Bradley y Maria Caulfield, presentaron su dimisión en desacuerdo con lanueva política adoptada por la primera ministra, Theresa May, de cara al Brexit.

Entre tanto, la jefa del Gobierno británico, dijo ayer que había mantenido una reunión "productiva" con su nuevo equipo de ministros. "Una reunión productiva del gabinete esta mañana, con miras a una semana ocupada", escribió la líder conservadora en su cuenta de Twitter, junto con una imagen de los sonrientes ministros alrededor de la mesa de reuniones en su residencia de Downing Street. "¡Enviamos nuestros mejores deseos a Inglaterra para mañana!", agregó, en referencia al partido de la selección inglesa contra Croacia en las semifinales del Mundial de fútbol en Rusia.

May reunió a su gabinete para retomar las riendas de su Gobierno y del Brexit" tras las dimisiones. La primera ministra cuenta por el momento con el apoyo del gabinete y de la mayoría del grupo parlamentario conservador en la Cámara de los Comunes, cuyo portavoz, Graham Brady, dijo anoche que no se han recibido suficientes peticiones para forzar unas elecciones internas para desafiar su liderazgo.

A pesar de las turbulencias de los últimos días, un portavoz del ministerio del Brexit, ahora dirigido por Dominic Raab, confirmó que el Gobierno tiene intención de publicar mañana el esperado Libro Blanco con su plan de relación bilateral con la UE para después del abandono del bloque. Este Libro Blanco, que Bruselas deberá analizar, contendrá, entre otras cosas, la propuesta acordada el pasado viernes por el Gobierno en la residencia oficial de Chequers, que provocó la dimisión de los dos ministros.

El plan contempla la creación de un mercado común de bienes británico-comunitario con una armonización regulatoria y aduanera, y un "marco de movilidad para los ciudadanos comunitarios", todo ello anatema para los partidarios de un Brexit duro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios