Gibraltar

Denuncian la precariedad del servicio marítimo de la Guardia Civil

  • La Asociación Unificada cita como punto "peligroso" el Estrecho y recuerda el último accidente con la Policía del Peñón

Comentarios 4

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) denunció ayer las precarias condiciones de trabajo de los servicios marítimos del Instituto Armado que están destinados en lugares "peligrosos" como el Estrecho de Gibraltar y las misiones internacionales en países africanos.

Así, en un comunicado de prensa, la AUGC explicó que las tripulaciones de los servicios marítimos de la Guardia Civil han sufrido tres accidentes "graves" en el mar en los últimos tres meses, uno en Mauritania y dos en el Estrecho de Gibraltar, en los que algunos agentes han resultado heridos.

Según esta organización, la Guardia Civil no dispone de ningún tipo de compensación o resarcimiento por los gastos de hospitalización y baja médica de los agentes, mientras que el seguro de las embarcaciones no cubre lesiones.

La asociación incluye en esos tres accidentes el ocurrido la semana pasada cuando una patrullera de la Guardia Civil, la Río Tormes, chocó en aguas españolas con una embarcación de la Policía de Gibraltar. Ambos cuerpos de seguridad perseguían a una lancha que había despertado las sospechas de la Benemérita. El saldo fue que tres agentes gibraltareños resultaron heridos, dos de los cuales fueron rescatados del mar por la Guardia Civil. Además, las dos embarcaciones quedaron muy dañadas.

En este sentido, la AUGC acusó al Ministerio del Interior de "abandonar a su suerte a los guardias civiles, sin respetar las medidas mínimas de prevención de riesgos laborales en lugares donde se trabaja de forma más intensa contra el narcotráfico y la inmigración irregular".

Otro de los incidentes ocurrió, según la asociación, el pasado 29 de junio en Mauritania, cuando una de las patrulleras de la Guardia Civil que colabora con la Policía de ese país para evitar el tráfico de cayucos hacia Europa, fue asaltada por uno o varios individuos y un agente español resultó herido por arma de fuego en un brazo, sin recibir ninguna compensación por los gastos de hospitalización y baja médica.

El tercer incidente sucedió el pasado 18 de septiembre cuando una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Algeciras, en una persecución a una embarcación rápida y sospechosa de transportar estupefacientes, y debido al mal estado de la mar, sufrió un accidente que causó lesiones importantes a la tripulación, sin que estén cubiertas por el seguro de la nave, apuntó la AUGC en su nota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios