Pasarela

Edurne: "Enamorado es como mejor se puede estar"

  • La cantante, una de las mujeres más sexys de España, resta importancia a la expectación que suscita su relación con el futbolista David de Gea, con el que sale desde finales de 2010.

Comentarios 1

Acaba de estrenar Grease, el musical en Barcelona y está pletórica. Una función en la que da vida a Sandy, la eterna pareja de Danny Zuko cuyo protagonismo le está dando muchas satisfacciones. La única pena es que a dicha función no pudo asistir su novio, el futbolista David de Gea, quien en la actualidad reside en Manchester. "Todo saldrá bien. ¡Muchísima suerte! Te quiero", escribió el jugador a la que, según la mayoría de las encuestas, está considerada una de las mujeres más sexys de España. Ella, a su vez, contestó: "Todo ha ido genial pero me faltabas tú. Te echo de menos. I love you". La pareja, que comenzó a salir a finales del año pasado, continúa adelante con un romance contra el que ni los kilómetros que les separan, ni nada, no hay quien pueda. Mientras, como imagen de la nueva colección de novia de la firma Aire Barcelona, Edurne -a la que no lo gusta prodigarse en lo que al corazón se refiere- ha querido concedernos su confesión más sincera.

-¿Qué tal se ha sentido vestida de novia? ¿Se reconoce en el papel?

-Bien. Me sorprende bastante. Impacta, de hecho. Es la segunda vez pero, la anterior, era más jovencita. Por lo demás, de momento no me veo mucho casada (risas).

-¿Cómo imagina su traje cuando llegue la ocasión?

-No lo sé. No he pensado en ello pero, espectacular, seguro.

-¿Es el día de la boda el más importante de la vida de una mujer?

-No, hombre. Hay muchos. Es uno de ellos pero… ¿el que más? No lo creo. No hace falta pasar por el altar para que sea un momento especial. Algunas incluso no se casan… Sea como sea, por ahora quiero disfrutar de mi profesión. En unos años no te digo pero no pronto. Soy demasiado joven aunque, en el futuro, sí que espero hacerlo.

-Es que, con el éxito que está teniendo en el musical Grease, sería impensable, ¿no?

-Fíjate, entre Madrid y Barcelona, y sin estar en ningún lado, estoy. Aparte, en 2012 quiero sacar un disco. Una producción nueva con nuevos temas.

-¿Se siente más Sandy antes o después del cambio radical que sufre en el argumento de la historia?

-Me quedaría entre medias (risas). Mitad buena, y mitad menos buena. En los conciertos tal vez sea más la segunda pero, en mi vida normal, estoy en el centro.

-¡No para!

-Pues sí. Valoro mucho mi profesión y que se acuerden de mí. Me encuentro muy contenta por ello.

-Lo malo son las distancias del amor… ¿Lo lleva bien?

-Se lleva. Los dos estamos muy centrados en lo que hacemos y, cuando tenemos libre, nos vemos. Hay que aprovechar las carreras y la cosa no está para desperdiciar las oportunidades.

-¿Y la expectación mediática que despierta su relación con David? ¿Le molesta?

-No le doy importancia a este tipo de cosas. Hago mi vida y ya está. No estoy constantemente pensando en ello. Además, en cierta forma, cuando vas a las fiestas, por ejemplo, siempre se forma revuelo con lo que terminas acostumbrándote.

-¿Qué ha encontrado en su chico para decidirse por él a nivel sentimental?

-Me hace feliz y me quiere. Me encanta como es.

-Encontró por fin el amor, ¿verdad?

-Tampoco lo iba buscando. Si llega bien pero sin forzar. Está a la vista. Desde luego, enamorado es como mejor se puede estar.

-¿Celosa?

-Soy muy normal. Lo justo. Tampoco es que llegue al extremo, pero un poquito sí tienes que tener. De todas maneras, se trata de pasarlo bien, de correr una aventura diaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios