Festival de Cine de Huelva El valor de lo necesario

  • El certamen se despide con Kiti Mánver y Miriam miente como protagonistas. Álvaro Brechner se confirma con uno de los triunfadores de la muestra por 'La noche de 12 años'

La noche se convirtió en un viaje desde el cautivador relato caribeño sobre razas y clases sociales condenadas por las calamidades históricas no resueltas de su sociedad hacia la libertad como decisión última para sobrevivir. Estos son los dos universos que subyacen en las dos coproducciones españolas que han brillado con luz propia en el Iberoamericano.

La primera de ellas, Miriam miente (República Dominicana, España), ópera prima de los directores Natalia Cabral y Oriol Estrada, se estrenará el próximo viernes en España con el aval de haber recibido ayer el máximo galardón del palmarés oficial: el Colón de Oro a la mejor película.

Lo recogieron en la gala de clausura del Festival de Cine de Huelva, conducida por la intérprete Cocha Ortiz y el periodista Juan Carlos Roldán, y animada por la música de Almadraband.

Más que satisfechos estaban los directores, quienes relataron que emprendieron este proyecto, que ha supuesto toda una "apuesta familiar" para el matrimonio, hace ocho años. Una película "pequeña pero necesaria" y en la que sus artífices han puesto toda su pasión. Por eso se lo dedicaron a sus padres y también a su pequeña Lía, en brazos de su madre sobre las tablas del auditorio de la Casa Colón.

El jurado, compuesto por el director del Festival de Cine Global Dominicano, Omar de la Cruz; la directora del Festival de Cine Español de Ámsterdam, Virginia Pablos; el actor y productor Carlo D’Ursi; y la directora Celia Rico, tilda de “inteligente, sensible y conmovedora” esta cinta escrita por sus dos directores e interpretada por Dulce Rodríguez, Carolina Rohana, Pachy Méndez y Frank Perozo, entre otros.

Pero la película más laureada de esta edición fue La noche de 12 años (España, Uruguay, Francia, Argentina), de Álvaro Brechner, quien acumuló cuatro de los galardones oficiales. Entre ellos, el Colón de Plata al Mejor Director, que recogió el cineasta de manos de la actriz Mariana Cor dero y que dedicó a su abuela, fallecida el pasado jueves y en cuya historia se inspiró, según relató, para su película Mr. Kaplan, con la que hace cuatro años obtuvo el Colón de Plata al Mejor Guión.

Con una invitación a "celebrar cada minuto", el reconocido director , que ha tratado de que su cinta "no fuese una película de turismo, sino de viaje", deseó larga vida a un festival que, en sus palabras, "representa la hermandad y la fraternidad iberoamericana".

La película, que se estrenó ayer en los cines, se alzó también con el Colón de Plata a la Mejor Contribución Técnico-Artística, el Colón de Plata al Mejor Actor para Alfonso Tort (quien lo recibió de manos de su compañero de profesión Sebastián Haro, antes de compartirlo con sus compañeros de rodaje Antonio de la Torre y Chino Darín) y La Carabela de Plata del Público al Mejor Largometraje.

La noche de 12 años está inspirada en los años de encierro y aislamiento que sufrieron tres figuras uruguayas: José Mujica, Mauricio Rosencof y Eleuterio Fernández Huidobro, sometidos a una reclusión por razones políticas e ideológicos. Debido a su valor como "rehenes", se decide que en lugar de asesinarlos se torturará su cuerpo y su mente.

Encerrados en diminutos calabozos, se les prohíbe hablar y ver, con escasa posibilidad de comer o dormir. Empujados más allá de los límites de lo imaginable, los rehenes libraron una batalla existencial para escapar a la terrible realidad que los condenaba a la peor tortura: perder la razón.

A través de la pantalla mostró su emoción Pilar Gamboa, ganadora del Colón de Plata a la Mejor Actriz por la película Recreo, de Hernán Guerschuny y Jazmín Suart. Gamboa dedicó un agradecimiento directo al jurado. "Ojalá en otra oportunidad pueda recibirlo en persona", aseguró.

También a través de un vídeo el director de Las herederas, Marcelo Martinessi, agradeció el Premio Especial del Jurado conseguido por su película. El realizador, quien recordó que hace siete años también resultó premiado en el Festival de Cine Iberoamericano por su cortometraje Calle Última, apuntó que el premio “llega en un momento hermoso del cine paraguayo en el que se acaba de aprobar la ley del cine, que nos va a permitir contar muchas más historias”, una historias que el director espera traer en próximas ediciones a “esta hermosa fiesta del cine iberoamericano”.

Al escenario se subió antes la directora de Todos los caminos, Paola García, para recoger el Premio Juan Ramón Jiménez de la Sección Talento Andaluz, en la que colaboran la Fundación SGAE, la Universidad de Huelva y la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez. El galardón fue sido entregado por el director Antonio Gonzalo. La realizadora dedicó el premio a "todos los niños, los que fuimos, los que están y los que vendrán, porque todos tienen derecho a ser felices por encima de cualquier enfermedad".

Desde la pantalla, la directora Joanna Nelson agradeció la Carabela de Plata otorgada a Harina como Mejor Cortometraje Internacional Iberoamericano. El "sufrimiento" plasmado en este proyecto, según indicó, es algo "humano y universal que queríamos plasmar en tantas pantallas como podamos". Por ello, la directora agradeció al Festival de Huelva, "que crece cada día más por darnos este espacio a los cineastas".

Envueltas también en un sincero agradecimiento llegaron las palabras de Carlos Baena, director de La noria, el Mejor Cortometraje Español de esta edición. "Este premio para mí es todo un honor", señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios