España

Le piden cuatro años por difundir ideas nazis en una revista

  • Juicio contra el líder del partido Estado Nacional Europeo, que dice "odiar a los moros"

El secretario del partido Estado Nacional Europeo, acusado de difundir ideología nazi a través de su revista, apeló ayer a la libertad de expresión para justificar sus opiniones y negó ser racista ante el tribunal que le juzga, pese a confesar su "odio a los moros porque son el enemigo".

En el Juzgado Penal número 7 de Barcelona se inició el juicio contra el secretario de Estado Nacional, José Antonio G. y otros dos supuestos miembros del Consejo de Redacción de la revista de la formación Intemperie, para quienes el Fiscal pide hasta cuatro año de cárcel por publicar artículos que trivializaban y negaban el Holocausto e incluían humillaciones al pueblo judío.

El principal acusado y secretario del partido nazi, que en junio pasado sufrió una arritmia severa que obligó a suspender su juicio al poco de iniciarse, reconoció ayer que él mismo supervisaba los artículos que se publicaban en la revista Intemperie, que se distribuía a familiares, afiliados y simpatizantes del partido.

Esos artículos, que también se publicaban en la página web de la formación, incluyen insultos y comentarios vejatorios contra judíos, homosexuales, negros y musulmanes que, según el Fiscal, constituyen un delito de difusión de ideas genocidas y contra las libertades públicas.

José Antonio G., de 79 años y que ha asumido en exclusiva la responsabilidad de esas publicaciones exculpando a los otros dos acusados, alegó que su objetivo era "dar conocimientos para poder ser más libres, porque si se coarta la libertad de expresión se coarta la libertad de elegir", y para mostrar su desacuerdo con el sistema político imperante.

"Es una opinión como tantas que se exponen", defendió el líder neonazi en relación a un artículo que arremete contra "la liberación sexual incontrolada, la legitimación de parejas de hecho, la promoción de enfermos mentales y degenerados maricones y tortilleras del rollo guay". La pregunta de una de las defensas sobre su xenofobia dio pie al acusado a exponer ante la juez su ideología: "no es racismo, es odio a los moros porque son mis enemigos", señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios