Alberto Garzón | Candidato Unidas Podemos por Málaga "Somos una fuerza valiente, muy diferente al PSOE, a nosotros no nos compran"

  • El líder de IU define a Unidas Podemos como una fuerza "valiente"

  • Admite que las disputas internas les han dañado, pero confía en dar la vuelta a los sondeos

Alberto Garzón, número uno de Unidas Podemos por Málaga, antes de la entrevista. Alberto Garzón, número uno de Unidas Podemos por Málaga, antes de la entrevista.

Alberto Garzón, número uno de Unidas Podemos por Málaga, antes de la entrevista. / Javier Albiñana

–Estamos acabando la campaña, ¿qué está en juego el domingo?

–No es casualidad que estemos ante las terceras elecciones generales en menos de cuatro años. Creemos que es un síntoma de que hay una batalla no resuelta sobre el modelo de país, y nosotros lo que ofrecemos es un modelo de recuperación de derechos, de reversión de recortes en los servicios públicos y salarios, un modelo que permita sobre todo proteger a las familias trabajadoras. En eso hemos centrado la campaña y creemos que hemos conseguido reconectar con mucha gente. Somos optimistas.

–En las elecciones andaluzas de diciembre la confluencia de IU y Podemos perdió más de 52.000 votos en Málaga y un escaño. Y en toda Andalucía se fueron casi 300.000 votos. ¿Temen que esto se repita?

–Desde 2016 ha habido una situación de desmovilización de la izquierda que explica, en gran medida, por qué la derecha ha conseguido gobernar en Andalucía. No es que haya habido un incremento brutal de la derecha en Andalucía, simplemente la izquierda se ha ausentado. Y esto es parte de la autocrítica que tenemos que hacer, porque es nuestra responsabilidad. Creemos que le vamos a poder dar la vuelta a estas encuestas.

–¿Es una sensación o manejan datos internos?

–Tenemos encuestas que manifiestan que desde que empezó la campaña hemos subido, en un momento en que todo el mundo es consciente de los peligros de que gobiernen las tres derechas, o que gobierne una coalición PSOE-Cs. Son peligros por los que merece la pena votar a Unidas Podemos. Hay gente de izquierdas que cree que va a votar al PSOE para que no gobierne la derecha, pero entre la hipótesis del PSOE está gobernar con Ciudadanos. Vaya a ser que votar al PSOE sea votar a Cs, un PSOE que en campaña electoral suele ser de izquierdas, pero que después se anaranja.

"Es difícil llegar a acuerdos con independentistas que han priorizado el independentismo por encima de los derechos sociales"

–En Málaga los sondeos apuntan a que se puede perder uno de los dos diputados.

–Todas las hipótesis están encima de la mesa. El trabajo hecho por nuestros dos diputados en la legislatura anterior ha sido muy bueno y creo que si lo hacemos bien en esta campaña a ojos de la gente los podemos mantener. Está dentro de las posibilidades.

–¿Las opciones de Unidas Podemos se lastran si se les ve como socios del PSOE?

Somos muy diferentes del PSOE, somos una fuerza valiente a la hora de enfrentarnos al poder económico, a nosotros no nos compran y eso es importante. Pero al mismo tiempo somos una fuerza capaz de dialogar con otras fuerzas, capaz de obtener respuestas y soluciones a los problemas del país y estamos dispuestos a hablar con todo el mundo, cosa que creo que no es mala, es positiva y ojalá todo el mundo fuera así.

Alberto Garzón. Alberto Garzón.

Alberto Garzón. / Javier Albiñana

–Que las encuestas no pinten bien se debe solo a esa volatilidad o hay errores internos?

–Creo que hay unos errores propios que hemos cometido. Ha habido muchas disputas internas que han deteriorado la imagen de Unidas Podemos, creo que las hemos resuelto. Pero también ha habido agresiones por parte de organizaciones criminales. Lo de las cloacas del Estado es una mafia dentro de la Policía Nacional que ha trabajado sistemáticamente para atacar a nuestro espacio político, incluso inventando noticias.

–Hablando de errores propios, ¿usted se compraría un chalet como el de Pablo Iglesias?

–Eso son decisiones individuales en las que yo no tengo que entrar.

–Pero afectan a lo político.

–Afectan en lo político en la medida en la que se construye una idea para atacar a nuestra organización. Es una elección privada en la que yo no me meto y me parece legítima como cualquier otra, pero es bastante sospechoso que siempre se ponga el foco en nuestra formación política porque significa que alguien ha pensado por la ciudadanía, y ha pensado que son preocupantes las decisiones individuales de Pablo Iglesias pero no las del resto. Creo que la ciudadanía no puede ignorar quiénes son los beneficiados de las amnistías fiscales, y sí saber dónde vive Pablo Iglesias. A mí eso me parece vergonzoso.

"La ciudadanía no puede ignorar a los beneficiarios de la amnistía fiscal y saber dónde vive Iglesias"

–¿Cómo se recupera al votante perdido?

–Creo que es importante trasladar la realidad de que somos una fuerza confiable, y eso cuando hay disputas internas es más difícil, por eso hemos tenido momentos críticos. Hemos conseguido reponernos y dar esa imagen de una fuerza de garantía de protección de las familias trabajadoras a través de la protección de los servicios públicos. La gente sabe que si queremos ponerle un tope a los precios del alquiler hay que enfrentarse a los bancos que están especulando con la vivienda, y saben que el PSOE no se atreve, que el PP y Cs no quieren hacerlo, y que al somos los únicos que podemos hacerlo.

–¿Es partidario de reeditar el pacto de la moción de censura?

–Vemos como algo posible el dialogar con otras fuerzas, pero creo que es difícil llegar a acuerdos con independentistas que han priorizado el independentismo por encima de los derechos sociales. Ahora mismo no lo contemplo, creo que sería de las últimas cosas que veríamos con un independentismo que priorice su independencia, frente a otros problemas.

–¿Van a exigir entrar en el gobierno para pactar con el PSOE?

–No hay que poner líneas rojas en este momento, porque está todo abierto. Lo que hemos dicho es que el PSOE ha demostrado que no tiene la suficiente valentía para enfrentarse al poder económico y para poder poner en marcha medidas necesarias para defender a las familias, y que por tanto, cuanta más fuerza tenga Unidas Podemos más fácil va a ser llevar a cabo esas políticas.

–¿Se ve como ministro en un gobierno de coalición?

–No lo descartamos. Pero no es nuestra prioridad en este momento.

–Dígame qué medidas sí son irrenunciables para Unidas Podemos.

–No tiene sentido llegar a acuerdos si no se cumplen determinadas cosas como poner topes a los precios del alquiler, un plan de empleo garantizado, revertir los conciertos sanitarios privados que empobrecen a la sanidad pública y empeoran su calidad... medidas de blindaje de los servicios públicos son esenciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios