EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

España

El decálogo de Vox ante el coronavirus: ataque frontal a Pedro Sánchez con un montaje de ataúdes en la Gran Vía

  • La formación ultraderechista no tiene nada que hablar con el Gobierno, le culpa de los  miles de muertos y lo lleva a los tribunales

El presidente de Vox, Santiago Abascal, interviene ayer en el acto central de la Asamblea General del partido en el Palacio de Vistalegre (Madrid). El presidente de Vox, Santiago Abascal, interviene ayer en el acto central de la Asamblea General del partido en el Palacio de Vistalegre (Madrid).

El presidente de Vox, Santiago Abascal, interviene ayer en el acto central de la Asamblea General del partido en el Palacio de Vistalegre (Madrid). / ricardo rubio / efe

Vox ha presentado un decálogo de diez medidas urgentes para "salvaguardar la salud y la economía de los españoles" bajo el lema Protejamos España, una alternativa a las aprobadas por el Gobierno de Pedro Sánchez para plantar cara al coronavirus.

La tercera fuerza política de España no iba a ser menos a la hora de presentar sus propias propuestas para que el mando único las pueda tener en cuenta, algo improbable a la vista del ordeno y mando de Pedro Sánchez durante esta crisis.

Entre ese decálogo de Vox figura un Plan de Emergencia Nacional Sanitaria que incluya pruebas masivas del Covid-19 a toda la población, distribución de equipos de protección individual (EPI´s) a todo el personal sanitario, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Fuerzas Armadas y a todos los trabajadores de servicios esenciales.

Apartado en el que  Vox plantea también que los inmigrantes en situación irregular paguen por la prestación médica que puedan recibir mientras dure la crisis del coronavirus, lo que puede provocar que esas personas no acudan al médico por temor a hacer frente al coste económico, algo que si fueran portadores del Covid-19 dificultaría el control de la propagación de la enfermedad.

El decálogo de la formación ultraderechsta también aboga por la destitución de toda autoridad autonómica que ataque el principio de solidaridad nacional dificultando la respuesta a la pandemia, en velada alusión al presidente de la Generalitat, Quim Torra.

En su escalera de responsabilidades sube un peldaño más, hasta lo más alto, el presidente del Gobierno, al (a los) que culpa de los miles de muertos que está dejando la pandemia en España.

No es que Abascal ni le coja el teléfono a Sánchez, es que le ha declarado una guerra sin cuartel, rompiendo filas en la unidad que pregona el mando único, a quien ha dejado claro que no va a apoyar la segunda prórroga del estado de alarma que deberá revalidar el Parlamento este jueves.

Abascal ha acusado a miembros del Gobierno de ser "responsables" de los casi 14.000 muertos a causa del Covid-19  a día de este martes 7 de abril y  ha anunciado que recurrirá al Constitucional la ilegalidad de los términos del estado de alarma.

Censura y medios

"El Gobierno mantiene en sus puestos a personas que han demostrado su negligencia absoluta en la gestión de la crisis, y que, lejos de rectificar, sigue dando poder a un vicepresidente (Pablo Iglesias) empeñado solo en debilitar las instituciones como la Monarquía, el Congreso, incluso derechos fundamentales como la libertad de opinión".

Lo dice un partido que veta a medios y periodistas en sus actos y que incluso ha dejado vistos para sentencia a medios como La Sexta, a la que echaría el candado, tal como expuso sin ambages el vicepresidente de Vox, Víctor González Coello, en abril de 2019, aunque Abascal salió al quite raudo ante el toro embolado y matizó a su lugarteniente. "Víctor se ha venido arriba y ha dicho que íbamos a cerrar alguna tele [en referencia a La Sexta], pero nosotros solo vamos a cerrar las televisiones públicas", puntualizó Abascal.

El virus no hace discriminaciones y carece de olfato político, aunque lo cierto es que Vox es el partido con más infectados, hasta 16  de sus 52 diputados nacionales, incluyendo al líder y al portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, han regresado este lunes a sus despachos del Congreso para trabajar de forma presencial en la sede de la institución, pese a que la actividad parlamentaria se ha reducido a la mínima imprescindible por el virus.

Abascal busca graneros de votos sin parar en ningún tipo de barras. Así, ha puesto en valor a los agricultores en un montaje fotográfico en el que aparecen Javier Bardem y Pedro Almodóvar además de un agricultor realizando labores en el campo. "España puede vivir sin sus titiriteros, pero no sin sus agricultores y ganaderos. Hoy, como siempre, gracias a todos los españoles del campo por vuestro trabajo".

Una andanada gratuita, aunque bien puede  tomarse a beneficio de inventario, ampliamente rebasada por la imagen de la Gran Vía madrileña plagada de ataúdes difundida también en un montaje en la cuenta de Twitter de Vox, en estos dramáticos momentos en los que la castigada capital de España registra más de 5.000 fallecidos y 40.000 contagiados por la pandemia.

Abascal  ha declarado la guerra total a Sánchez y hunde la moral a la tropa.

Como al actor Enrique San Francisco, quien acaba de revelar su simpatía por Vox y que ha pedido a los españoles que reaccionen ante la "barbarie" del Gobierno. "Sánchez lo sabía ya desde enero y autorizó ciento y pico manifestaciones lamentables". "Cómo se puede -agrega el artista- destrozar un país en tan poco tiempo. Yo espero que el pueblo reaccione, porque estos señores deben tener un castigo y pasar a la historia como lo que han sido".

El tiempo pondrá a cada uno en su sitio... Por cierto, tal día como este martes, el 7 de abril de 1823, invadían España desde Francia los Cien Mil Hijos de San Luis, entre vivas a la Inquisición y al absolutismo borbónico...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios