España

El TS inicia el proceso contra Bárcenas al ver indicios de delito

  • El instructor del Supremo del caso Gürtel abre diligencias contra el gerente del PP y el diputado Jesús Merino · Decidirá sobre los suplicatorios al recibir la documentación del TSJM

Comentarios 1

El magistrado Francisco Monterde, que instruye el caso Gürtel en el Tribunal Supremo (TS), decidirá sobre la petición de declarar de forma voluntaria del senador Luis Bárcenas y del diputado Jesús Merino, ambos del PP, cuando analice "la suficiencia del material" contenido en los testimonios de actuaciones que tiene que recibir del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). En una nota conocida ayer, Monterde señala que "ha procedido a incoar, con esta fecha, diligencias previas (fase de investigación del procedimiento abreviado)" contra ambos por los presuntos delitos fiscal y de cohecho.

No obstante, recalca que "procederá a decidir sobre las peticiones del Ministerio Fiscal", que reclamó el viernes elevar los suplicatorios de ambos a las Cortes, "y las efectuadas por ambos aforados para declarar en concepto de imputados provisionales", una vez que cuente con los testimonios de actuaciones que ha reclamado a la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que está "pendiente de recibir".

El magistrado pone estos hechos "en conocimiento de la opinión pública" debido a "la expectación suscitada y las especulaciones" que se han realizado en torno a esta cuestión. Asimismo, asegura actuar "de conformidad" con las recomendaciones del Consejo de Ministros del Consejo de Europa, la doctrina del Tribunal Constitucional y el protocolo de comunicación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Monterde emitió este comunicado después de que el pasado viernes la Fiscalía del Tribunal Supremo le presentara un escrito en el que le instaba a elevar los suplicatorios relativos a ambos aforados en el Senado y en el Congreso.

En este escrito, la Fiscalía pedía igualmente que reclame del TSJM diversas diligencias practicadas durante la investigación, y que se refieren directamente a Bárcenas y Merino. También solicitaba a Monterde que decrete el secreto de las actuaciones que se siguen por esta causa en el Supremo.

Pese a insistir en la necesidad de tramitar los suplicatorios, la Fiscalía no se oponía a la petición de Bárcenas y Merino de prestar declaración voluntaria ante el Instructor conforme a lo previsto en el art. 118 bis Ley de Enjuiciamiento Criminal.

El pasado 25 de junio el TS admitió la investigación de los aforados en la presunta trama corrupta ligada al empresario Francisco Correa y dejó el resto de la investigación al TSJM. Desde ese día, el instructor de la causa en el Supremo no ha dictado ninguna resolución relacionada con este asunto.

Respecto de Bárcenas, el Supremo afirmaba en su auto del pasado 25 de junio que las anotaciones existentes en los documentos intervenidos en el registro del piso perteneciente a la red de Correa y las que resultan de la contabilidad intervenida "son indiciariamente expresivas de la recepción de cantidades económicas, también del abono de un viaje turístico" del aforado, al que, destaca, "se identifica con su nombre, con las iniciales de su nombre y apellido, con su apellido o con la expresión Luisel cabrón, empleada en la causa.

Respecto de Merino, "los indicios sobre la realidad de las percepciones resultan de una doble fuente", según el Alto Tribunal: la documentación intervenida en el registro domiciliario de la trama y un soporte informático con la contabilidad oculta del grupo de empresas que se identifica como grupo Correa, "en referencia a quien parece ser el principal responsable de un entramado de sociedades y empresas que son investigadas por su participación en la obtención irregular e ilícita de contrataciones de las administraciones públicas y organizaciones, así como entrega de dinero a funcionarios y operación de blanqueo de dinero y otros ilícitos que se investigan en el TSJM".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios