España

Sánchez alega que "no dormiría" con ministros de Podemos

  • El líder socialista se reafirma en que la exigencia de Iglesias de "dos Gobiernos en uno" es inviable y no se siente responsable de la vuelta a las urnas

  • Pide apoyo el 10 de noviembre "para abrir un horizonte de estabilidad"

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta, Carmen Calvo, en la sesión de control del miércoles pasado. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta, Carmen Calvo, en la sesión de control del miércoles pasado.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta, Carmen Calvo, en la sesión de control del miércoles pasado. / Fernando Villar (EFE)

Pedro Sánchez ha justificado esta noche su negativa a gobernar en coalición con Unidas Podemos. "Sería un presidente del Gobierno que no dormiría por las noches".  En una entrevista en La Sexta, el líder socialista ha comentado que comparte el "hastío" generalizado ante la cuarta vuelta a las urnas en cuatro años, pero apuntó no se siente en absoluto responsable de que no se lograra formar Gobierno tras cinco meses de negociación.

"Me preocupa la situación de interinidad desde hace cinco años, pero el 10 de noviembre tenemos la oportunidad de una mayoría más amplia", ha señaladoó. El presidente en funciones ha recordado que todos los titulares tras las elecciones generales del pasado 28 de abril coincidieron en que el PSOE ganó los comicios de forma clara y que "PP y Ciudadanos dijeron desde el primer momento que no iban a facilitar la formación de un Gobierno socialista"

Su socio natural era Unidas Podemos, que con sus 42 escaños le podría dejar cerca de la mayoría absoluta. Pero la exigencia de gobernar en coalición que le planteó Pablo Iglesias "resultó inviable". A la formación morada es a la que ha dirigido sus mayores dardos. "El problema sería que el ministro de Hacienda, o el de Política Energética o el que se encarga de las pensiones fueran una persona del circulo de confianza de Iglesias, sin ninguna experiencia". "Sería un presidente del Gobierno que no dormiría por las noches", ha alegado Sánchez sobre su negativa a dejar en manos de los morados las carteras de Estado. "Ni yo dormiría tranquilo ni tampoco el 95 por ciento de los ciudadanos, entre ellos votantes de Podemos", ha redundado.

Ha recordado además sus diferencias con la formación morada en cuestiones de Estado como Cataluña. Así, ha señalado que si hubiese aceptado la coalición hoy mismo tendría seguramente una crisis de Gobierno, después de que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que pertenece a un partido que es "socio de Podemos" haya dicho que se manifestaría en favor de los "presos políticos" si hubiese una sentencia condenatoria a los responsables del procés.

Sánchez ha lamentado que Podemos haya demostrado que, "si no se hace lo que Iglesias dice y decide, es capaz" de llevárselo todo por delante, y ha contrapuesto el liderazgo de Iglesias a la persona de Íñigo Errejón, que parece decidido a presentar su candidatura por Más Madrid en los comicios del 10 de noviembre.

En la misma línea que el líder socialista se ha expresado este jueves el secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos, que ha culpado a las tres derechas y a Unidas Podemos de haberle “usurpado” la victoria del 28 de abril.

“Siento que me han usurpado esa victoria electoral. Siento que mi propio voto, no es que esté humillado, es que nos lo han robado”, ha denunciado el también coordinador general de campaña del PSOE, en rueda de prensa al término de la reunión de la Ejecutiva Federal del partido.

Ábalos ha mostrado su confianza en que el electorado tenga “memoria” y el 10 de noviembre recuerde lo que ha pasado en estos meses. A los socialistas que puedan temer una desmovilización en su electorado, el ministro de Fomento les ha pedido que confíen en que el bloqueo sufrido por el PSOE funcione como agente movilizador y les mueva a otorgar al PSOE una “nueva victoria suficientemente amplia” para que disuada de “cualquier tentación obstruccionista”. “No hay ningún miedo a la abstención”, ha aseverado.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios