EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

España

Redención por trabajo a tres etarras 'históricos' con largas condenas

  • Se les restará un día de la pena por cada dos de trabajos en prisión l La AVT admite que la medida se ajusta a la legalidad, aunque lamenta que se produzca en pleno estado de alarma

Asier Eceiza, uno de los etarras beneficiados. Asier Eceiza, uno de los etarras beneficiados.

Asier Eceiza, uno de los etarras beneficiados. / EP

Tres históricos etarras con largas condenas adelantarán su excarcelación al haber obtenido redenciones extraordinarias en aplicación del Código Penal de 1973, por el que fueron sentenciados, que les resta un día de la pena por cada dos de trabajos realizados en la prisión, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

Dos de los etarras a los que se ha otorgado esta redención son Sebastián Echániz, alias Sebas, e Idoia Martinez, que cumplen condena por hechos ocurridos cuando estaba en vigor el Código Penal de 1973, por lo que fueron condenados en aplicación de éste y, por tanto, pueden acogerse a los beneficios que esta ley contempla.

La reducción de pena que se plantea con la redención extraordinaria requiere ciertos requisitos que el reo debe cumplir durante la condena: especial laboriosidad, disciplina y rendimiento en los trabajos que se realicen en el centro penitenciario.

Es al juez central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional al que corresponde hacer un seguimiento y solicitar a la prisión correspondiente información acerca de si los presos están cumpliendo estos requisitos. Una vez cuenta con todos los datos que recopila la Junta de Tratamiento del centro, el magistrado hace el cómputo de cuántos días se pueden restar de la condena.

Tal y como informó ayer el diario La Razón, en el caso de Echániz, que ya tiene 76 años, el cumplimiento de condena estaba previsto en el año 2024, pero con la redención extraordinaria podría ver acortado considerablemente el tiempo que le faltaba.

El terrorista fue miembro del comando Vizcaya de ETA en plena época de plomo y se le relaciona con una veintena de atentados saldados con 17 muertos entre los años 1981 y 1985.

Está condenado por 9 crímenes, entre ellos, los asesinatos del teniente coronel Ramón Romeo, los guardias civiles Joaquín Gorjón y Luis Cadarso, y el jefe de la Policía Municipal de Baracaldo José Aibar.

Idoia Martínez, por su parte, era integrante del comando Madrid de la banda terrorista y cumple una condena de 30 años por depósito de armas, tenencia de explosivos y robo.

Como Echániz, Martínez se encuentra en la cárcel asturiana de Villabona, adonde ambos fueron trasladados en distintos momentos por cambios que flexibilizaban la política de dispersión penitenciaria.

Desde la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) han manifestado su "preocupación" por estos tres casos de redenciones extraordinarias. Aunque afirman que la medida se ajusta a la legalidad, denuncian que se produzca en un momento "excepcional" por el estado de alarma, lo cual hace que "el margen de maniobra para solicitar información al Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria es muy limitado".

Pese a ello, la asociación ha presentado diferentes escritos en los casos de los que ha tenido conocimiento para reclamar al magistrado mayor información para conocer la causa de estas redenciones y los periodos de tiempo aprobados, ya que en el caso Echániz, apunta, se da la circunstancia de que la aprobación de este beneficio penitenciario podría llevar aparejado su puesta en libertad "casi inmediata".

En un comunicado, la AVT informó ayer de que ya ha iniciado la labor de localización de las víctimas directamente afectadas para que desde el departamento psicosocial se pongan en contacto con ellas y puedan conocer a través de la asociación la "verdadera situación" en qué quedará la condena de estos etarras y por qué se han podido acoger a las redenciones extraordinarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios