País Vasco | Negociaciones de los nacionalistas

Los nacionalistas reclaman el derecho a decidir en el nuevo Estatuto vasco

  • PNV y EH Bildu también proponen que se reconozca en Euskadi la ciudadanía propia.

Mesa de negociación del preámbulo del nuevo estatuto vasco. Mesa de negociación del preámbulo del nuevo estatuto vasco.

Mesa de negociación del preámbulo del nuevo estatuto vasco. / EFE

Comentarios 5

La Ponencia de Autogobierno del Parlamento vasco aprobó este miércoles con el apoyo de PNV y EH Bildu la propuesta de Preámbulo de un nuevo Estatuto en la que se recoge el derecho a decidir y se aboga por una relación bilateral y confederal con el Estado, que rechazaron Elkarrekin Podemos, PSE y PP.

PNV y EH Bildu también plantean que se reconozca "la nacionalidad vasca" a la ciudadanía de Euskadi según se establezca por ley. Aseguran que "nadie será discriminado por razón de su nacionalidad ni será privado arbitrariamente de ella".

La propuesta del Preámbulo reconoce que el actual Estatuto de Guernica ha sido positivo, pero que no se ha desarrollado por el bloqueo de las transferencias por parte de los gobiernos centrales y por la doctrina "erosionadora" del Tribunal Constitucional.

El Preámbulo aprobado recoge que el "pueblo vasco es una nación" y que "Euskal Herria es un pueblo con identidad propia" que está "asentado geográficamente sobre siete territorios políticamente articulados en dos Estados, el español y el francés".

Contempla el derecho a decidir como la "capacidad de los vascos para decidir, expresar y ejercer su voluntad colectiva de cara a la consecución de fórmulas de convivencia acordadas voluntariamente y de establecer mecanismos que garanticen que los compromisos alcanzados sean respetados".

En cuanto a la relación con el Estado, plantea que sea "bilateral, de igual a igual, de respeto, de reconocimiento mutuo y de naturaleza confederal" y que esté fundamentada en el "reconocimiento de ambas partes como sujetos políticos".

También incluye un apartado relativo a la "violencia política", sobre el que EH Bildu ha emitido un voto particular porque considera que esta cuestión debe tratarse en la Ponencia de Memoria y Convivencia, en la que no está el PP.

En él se habla de cuatro experiencias "traumáticas" que ha sufrido la sociedad vasca en los últimos 100 años: la Guerra Civil, la dictadura franquista, el terrorismo de ETA y los "contraterrorismos ilícitos". José Antonio Pastor (PSE-EE) criticó que el texto sobrepasa el marco jurídico actual y que se trata de una "síntesis entre las diferentes visiones del nacionalismo, en lugar de entre las diferentes formas de sentirse vasco". Desde la convicción de que "no es posible" un Estatuto en el que coincidan la mayoría, el PSE-EE emitirá un voto particular global cuando la ponencia acabe sus trabajos.

Borja Sémper (PP) insistió en que la propuesta queda fuera del ordenamiento político y es apoyada por una "mayoría independentista" que, a su juicio, pretende redactar en Euskadi "una constitución vasca de nacionalistas y para nacionalistas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios