España

Jáuregui: "Sólo Rubalcaba puede evitar tentaciones de vuelta a la violencia"

  • El ministro de la Presidencia y candidato por Álava apela a reflexionar sobre la oportunidad que brindan las elecciones para decidir sobre quién quieren los vascos que represente el futuro de España.

Comentarios 14

El ministro de la Presidencia y número uno del PSOE por Álava, Ramón Jáuregui, ha considerado que, segura la paz, sólo el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, puede evitar las tentaciones de la vuelta a la violencia y hacer que la paz y la libertad sean irreversibles. Jáuregui se ha expresado en estos términos en un acto electoral en Vitoria, junto a Rubalcaba y al lehendakari, Patxi López, las dos personas que, a su juicio, se requieren para este "otoño primaveral" que acerca al País Vasco y a España "definitivamente a la paz". Rubalcaba y no el líder del PP, Mariano Rajoy, es el único que puede asentar la paz, impregnar todo de paz, reconciliar al país, reconstruirlo sobre la memoria de las víctimas.

"Aludiendo a la generosidad con la que miramos el pasado -ha agregado-, pero no olvidando también que el único relato del futuro es el que estamos haciendo con el testimonio de las víctimas como única verdad. El futuro se construye con Alfredo y con Patxi". Por eso, ha apelado a todos los vascos, incluso a los que habitualmente votan nacionalismo, para que piensen que en estas elecciones tan trascendentales se está decidiendo que ese futuro se afronte con Rubalcaba o con Rajoy.

También ha puesto al País Vasco como ejemplo del modelo hacia el que tiene que caminar España, porque "Euskadi es como Alemania para Europa", industrializada, con empresas competitivas e internacionalizadas y con investigación, pero, a la vez, manteniendo la cohesión social. "No queremos ser un país de bajo coste", ha subrayado, con empleo barato, la dignidad laboral destruida por la devaluación de las condiciones laborales, descohesionado y con fractura social. Quiere, por contra, que España sea como Alemania, Suecia o Noruega, un país "de primer nivel", con alto nivel educativo, protección social, que tenga competitividad y cohesión social. Y lo que está en juego son esa dos opciones, ha apostillado, porque el PP quiere volver al modelo de 1996, el regreso a "la caverna de la fórmula de crecimiento económico con pies de barro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios