Encuesta electoral DYM El PSOE acaba el estado de alarma con una corta ventaja sobre el PP

  • Ciudadanos y el partido de Pablo Casado son los que más han crecido durante la crisis sanitaria, aunque Pedro Sánchez sigue siendo el más apreciado entre sus votantes 

Estimación de voto Estimación de voto

Estimación de voto / Fuente: DYM / Dpto. Infografía

La crisis de distintas caras causada por la pandemia del Covid no ha supuesto una sacudida del panorama electoral español, hay matices, cambios leves, quizás atisbo de una modificación de las tendencias, pero no se ha producido un terremoto. Según un sondeo realizado por DYM para este diario, el PSOE seguiría siendo el partido más votado, una vez superado el estado de alarma el pasado 21 de junio. No obstante, los socialistas son quienes más han notado el golpe, consecuencia de su liderazgo en el Gobierno de Pedro Sánchez. El PP sube, pero sigue a 3,6 puntos de los socialistas, aunque sí hay una mayoría de intención de voto entre los tres partidos del centro y la derecha.

DYM realizó este sondeo entre el 24 y el 27 de junio, a los pocos días de acabar un estado de alarma que comenzó a mediados de abril. Los dos partidos del Gobierno -el PSOE y Unidas Podemos- son los más perjudicados con esta crisis, mientras que en el bloque de la derecha, Ciudadanos comienza a salir de la sima electoral donde lo metió Albert Rivera, pero sin lograr alcanzar, ni de cerca, a los otros cuatro principales partidos.

Una de las características que se afianzan en este panorama de después del estado de alarma es la extrema polarización del electorado español. Esto es importante tener en cuenta para canalizar el sentido de las valoraciones. Por ejemplo, los líderes con mejores notas son, simplemente, los que menos rechazo provocan en sus votantes contrarios. Y lo mismo cabe decir de la valoración del Gobierno o de la oposición. Toda opinión viene marcada por un fuerte sesgo ideológico.

Evolución de la estimación de voto Evolución de la estimación de voto

Evolución de la estimación de voto / Fuente: DYM / Dpto. Infografía

El único partido al que los electores sitúan en el centro es a Ciudadanos, mientras que VOX y Unidas Podemos se colocan en los extremos izquierdo y derecho en la misma proporción. 

De este modo, el PSOE de Pedro Sánchez sería el partido más votado, con un 26% de los apoyos, pero con 2,3 puntos menos que en las elecciones del 10 de noviembre. Le sigue el partido de Pablo Casado, con un 22,4%, lo que le hace subir 1,4 puntos desde los anteriores comicios.

Vox se mantiene como el tercer partido del Congreso, pero sin cambios desde las elecciones. Tendría ahora un 15,1% de los votos. Sí encaja el deterioro Unidas Podemos, con un 11,3% de los apoyos, 1,7 puntos menos. Esta es la tónica general de la crisis: se deterioran quienes gobiernan en España y gana la oposición.

Ciudadanos logra recuperarse, y pasa del 6,9% al 8,3%. El partido de Inés Arrimadas ha protagonizado el único cambio a nivel político de esta crisis poliédrica. De estar en la oposición frontal al Ejecutivo de Pedro Sánchez aliado con el PP y Vox, Arrimadas se ha desmarcado con el apoyo a las prórrogas del estado de alarma, aunque Casado también viró hacia una posición más colaboradora en la última semana.

Es posible que el cambio de Casado tenga que ver mucho con la campaña de las elecciones gallegas, que se celebran el 12 de julio. El presidente de la Xunta y candidato del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha liderado la parte más moderadas del PP y eso parece que va a tener su recompensa en una comunidad donde Vox y Ciudadanos se pueden quedar fuera de la Cámara autonómica.

Valoración de líderes Valoración de líderes

Valoración de líderes / Fuente: DYM / Dpto. Infografía

Una de las causas del mantenimiento electoral del PSOE hay que buscarlo en el liderazgo de Pedro Sánchez. Si bien es Inés Arrimadas la líder mejor valorada en términos generales -un 4,1 frente al 3,8 del socialista-, el presidente del Gobierno es el más apreciado entre los votantes de izquierda, tanto entre los del PSOE como de Unidas Podemos. Así, Sánchez es más valorado en el electorado socialista que Pablo Casado, entre el PP.

Casado obtiene un 3,4, mientras que Abascal e Iglesias son los peor valorado. En estos casos, la polarización del electorado es causa de la baja apreciación que obtienen.

Junto al papel que juega Sánchez, también hay que considerar que la valoración que se hace del Gobierno es mala, pero no catastrófica: obtiene un 4 de nota. Esta valoración ha ido cambiando durante los meses que ha durado el estado de alarma, y llega a su término con la nota más alta desde marzo. Ocurre lo mismo que con los líderes, los votantes socialistas y de Unidas Podemos sí salvan con aprobado a su Gobierno.

La conjunción de fuerzas entre derecha e izquierda es favorable, sin embargo, a las primeras. Si estos tres partidos siguiesen con la fórmula que han aplicado en Andalucía y Madrid, sumarían una mayoría del 45,8% de la intención de voto. Suman más que PSOE y Podemos, que apenas llegan a unas décimas más del 37%.

Pero estas alianzas son las que han comenzado a cambiar después del estado de alarma, y es posible que Ciudadanos negocie con el PSOE unos Presupuestos Generales. Si esto ocurriese, a la legislatura aún le quedarían varios capítulos por escribir.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios