Luis López Tallaj | Cirujano plástico "La salud y la enfermedad entran ambas por la boca"

Luis López Tallaj. Luis López Tallaj.

Luis López Tallaj.

Luis López Tallaj (Santiago, República Dominicana, 1971) es jefe del Departamento de Cirugía Plástica de la Clínica Corazones Unidos y de Puntacana Rejuvenation Center y es especialista en Medicina Antienvejecimiento por la Universidad de Sevilla. Le apasiona el mar, la gastronomía y los viajes. A la edad de dos años decidió ser médico, salvar vidas. Tras 18 años de ejercicio como especialista se dio cuenta de que los habían formado en la universidad para tratar síntomas, recetar medicamentos, fomentar las enfermedades crónicas, muy opuesto a sus ideales. Asegura que el mejor remedio es una alimentación saludable.

-¿Por qué ha publicado el libro Come y crece (Círculo Rojo)?

-Por el bombardeo de publicidad sobre alimentos procesados y comida chatarra al que están expuestos nuestros hijos desde temprana edad. Son manipulados por multinacionales que buscan vender comida tóxica de muy poco valor nutricional, creando así obesidad y enfermedades crónicas para el beneficio de la industria farmacéutica. Vemos una alta incidencia de obesidad infantil, diabetes, cáncer y otras enfermedades crónicas que no tienen otra explicación científica que no sea la ingesta de toda esta basura. Lo publico con la excelente editorial española Círculo Rojo.

-¿Somos lo que comemos? ¿Se pueden evitar intervenciones estéticas con una buena alimentación?

-Efectivamente, la salud y la enfermedad entran ambas por la boca. El efecto yoyó hace que la piel se torne flácida y vaya a requerir en un futuro una cirugía de contorno corporal, como la liposucción o abdominoplastia. Si se mantiene un peso adecuado a la estatura en base a una alimentación sana y al ejercicio, difícilmente tendrá que retocarse la silueta. Lo mismo ocurre con las mamas en las mujeres, si en el desarrollo hay sobrepeso por la ingesta desmesurada de grasa y azúcar, esta parte del componente graso de las mamas va también a hipertrofiarse, lo que va a causar flacidez y caída del pecho, lo que conllevará a tener que reposicionar las mismas y muchas veces reducirlas, para evitar el trauma que se produce en la espalda y en los hombros cuando los pechos son grandes y caídos.

-¿Advierte de todos estos peligros a sus pacientes?

-Predicamos con el ejemplo. En nuestra experiencia en medicina antienvejecimiento y todas las investigaciones que hemos realizado en la literatura médica alternativa, que son boicoteadas en su divulgación por las multinacionales y la industria farmacéutica y alimentaria, que son cómplices, intentamos crear conciencia a la hora realizarse cualquier procedimiento dentro de la cirugía plástica. También con los que buscan nuestra ayuda para adoptar un estilo de vida saludable, independientemente de nuestra especialidad primaria como cirujano plástico.

-¿Qué alimentos o malas prácticas son menos beneficiosos?

-Los alimentos a base de lácteos, cereales y azúcar son altamente nocivos, no sólo para nuestra imagen reflejada en nuestra piel, sino también a nivel del intestino delgado con la microbiota que allí reside.

-Es usted un afamado cirujano estético en su país, y fuera. ¿Considera que hace milagros?

-Desde que regresamos de Río de Janeiro hace 18 años con nuestro título de especialista, en base a nuestra ética, respetando lo aprendido, ofreciendo lo prudente, lo necesario, siempre conscientes de que en cirugía plástica menos es más, hemos construido un nombre o personal branding. No ofrecemos resultados fantasiosos a nuestros pacientes, sino que rechazamos muchos de ellos, ya sea porque tienen expectativas irreales o fantasiosas, no disponen del tiempo necesario para su recuperación o tienen algún trastorno metabólico o de salud que pondría en riesgo su vida. Siempre estamos apegados a las normativas del colegio médico dominicano, como del Ilustre Colegio de Médicos de Madrid, a los que pertenecemos.

-¿Hace de psicólogo con sus pacientes, es decir, les explica que no pueden ser otras personas?

-Tal y como decía nuestro profesor Ivo Pitanguy, "el cirujano plástico es un psicólogo con el bisturí en las manos". Es de vital importancia diagnosticar cualquier trastorno de la conducta y cualquier expectativa fantasiosa del paciente. Hay que ser honestos ante todo, sin importar lo pecuniario.

-¿Conoce la cirugía que se hace en España?

-Así es, conocemos la calidad de la cirugía plástica que se realiza en España y tengo grandes amigos cirujanos plásticos tanto en Madrid como en Andalucía. Tenemos pacientes tanto españoles como parte de la diáspora dominicana que allí residen. y vienen de vacaciones a la República Dominicana para someterse a determinados procedimientos quirúrgicos en sus vacaciones.

-Desde que surgiera la cirugía estética por los traumas de la guerra, esta disciplina ha cambiado mucho.

-Lamentablemente se ha desvirtuado el objetivo para el cual fue creada nuestra especialidad, cuando decidimos emprender nuestro viaje hacia la ciudad de Río de Janeiro ilusionados, ya que deseábamos devolver sonrisas, elevar la autoestima de nuestros pacientes, devolverles la normalidad a los que lamentablemente no habían sido agraciados por la naturaleza. Hoy vemos que se ha abusado, se crean cuerpo estigmatizados. En América Latina todas quieren verse igual: cintura de avispa, el culo desproporcionado, los senos como dos calabazas, muy artificiales. Se supone que debemos respetar los trazos raciales, las facciones, la armonía corporal, y todo esto se ha perdido. La especialidad está arropada por una serie de mercenarios sin escrupulosos, y doy testimonio de ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios