juan vida, Pintor

"A una isla desierta me llevaría la Visa para comprar por Amazon"

"A una isla desierta me llevaría la Visa para comprar por Amazon" "A una isla desierta me llevaría la Visa para comprar por Amazon"

"A una isla desierta me llevaría la Visa para comprar por Amazon" / julia shan

El pintor granadino Juan Vida (Granada, 1955) es noticia porque un mural suyo que había en el edificio Aliatar de Granada ha sido desmontado y abandonado en un almacén. Miles de personas han mostrado a través de las redes sociales su apoyo al pintor, porque piensan que es un atentado más contra la cultura de este país. Juan Vida es miembro de la Real Academia de Bellas Artes de Granda, y desde 1968 ha venido exponiendo su obra que, a lo largo de su trayectoria, ha recibido numerosos premios y distinciones en el ámbito de la pintura. Ha participado además en diversas exhibiciones internacionales de arte y ha realizado variadas exposiciones individuales en Europa y Estados Unidos.

-¿Cuántos amigos tiene en Facebook?

-Muy cerquita de los cinco mil.

España es por definición un país de servicios. Si no tenemos a quién servir, pues se terminó la fiesta"

-¿Y cuántos amigos tiene fuera de Facebook?

-Amigos y amigas… unos cien. Conocidos, muchísimos. Y amigos de los que son como hermanos, cuatro o cinco.

-Al menos las redes sociales le han servido para denunciar que han desmontado las pinturas suyas que había en el cine Aliatar de Granada.

-Ésa es una de las fortalezas de las redes sociales. Puedes comunicarte con un montón de gente en tiempo real y en progresión geométrica, como las bombas racimo. Cientos de personas me han mostrado su apoyo.

-¿Y qué opina de que se hayan quitado esas pinturas de un edificio emblemático?

-Pues mi opinión es que se trata de una falta de respeto y de conocimiento del medio de primero de burrología. Entender la cultura como un entretenimiento y no como un patrimonio social de primer orden conduce a la idea de que el arte y la cultura son como la ropa outlet de poner y tirar.

-He leído que la Universidad de Granada está dispuesta a recuperarlas.

-Así es. Pilar Aranda, rectora de la Universidad de Granada, se puso en contacto conmigo para ofrecer el amparo de la institución y restaurar el mural respetando la forma que tenía originalmente. Existe también la posibilidad de colocarlo en el Parque de las Ciencias, aunque no es fácil encontrar un sitio en el que se pueda colocar un mural de casi cien metros cuadrados.

-Los críticos han dicho que usted es el pintor de la memoria. ¿Tienen memoria las ciudades?

-La memoria siempre es selectiva y las comunidades construyen su propio imaginario en base a unas cuantas leyendas en las que suelen salir con su mejor perfil. Lo malo es cuándo se le pierde el respeto a la herencia a cambio de una ración de lentejas de lata. Y en este país pasa a menudo.

-Algunos escritores quieren que las portadas de sus libros sean cuadros suyos. ¿Y eso?

-Perdone, pero aquí voy a ser un poco engreído: creo que me lo he ganado a pulso.

-¿Quién pinta más en este país?

-Pues el capital, como en todos los países del planeta Tierra.

-¿Y a quién no les dejaría coger un pincel?

-A los que tienen la sartén por el mango.

-Usted es de izquierdas de toda la vida. ¿Le gusta este modelo de izquierda que está gobernando?

-Me guste o no me guste, este Gobierno está formado por una mayoría que responde a una voluntad popular mayoritaria, emanada de unas elecciones democráticas celebradas en un país democrático llamado España. Afortunadamente, de las próximas elecciones democráticas saldrá otro Gobierno igualmente emanado de la voluntad popular mayoritaria al que respetaré como el ciudadano demócrata que soy. Amén.

-Si estuviera en su mano, ¿quitaría usted el nombre de una calle que se llame Juan Carlos I?

-De ningún modo, porque si hubiera que quitar el nombre de los que se ha aprovechado de su posición para enriquecerse de forma ilegal nos quedábamos sin nombres de padres de la Patria en las esquinas de las calles. Ya sabes, "del Rey abajo, ninguno".

-En Europa nos han dicho que España es la líder en caída del PIB y de la destrucción de empleo. ¿Tiene un pintor como usted algo que decir?

-Como pintor y como ciudadano. Desde el tratado de Maastricht, España es por definición un país de servicios. Si no tenemos a quién servir, pues se terminó la fiesta. "¡Qué buen vasallo sería, si tuviese buen señor!".

-¿Tiene un color preferido o para usted todos son iguales?

-Mi color favorito es, sin duda, el amarillo de cadmio, seguido de cerca del carmín de granza, que bien mezclados dan lugar a un rojo vivísimo.

-Si a usted le preguntan qué llevaría a una isla desierta, ¿respondería que un lienzo y unas pinturas?

-¡Qué va! Me llevaría la Visa para comprar por Amazon. Jajajaja.

-También le da al collage…¿Cómo haría uno sobre el virus de esta pandemia que padecemos?

-Pondría al virus sobre una mesa y le daría con un matamoscas. Pero la verdad es que prefiero no bromear con este asunto.

-¿Usted es de los que está asustado o de los que no les inquieta demasiado esta crisis sanitaria?

-Cada vez que me acuerdo me entra un miedo terrible, pero enseguida se me pasa y vuelvo a confiarme irresponsablemente. Éste es un bucle en el que me parece que caemos todos.

-Hablando de crisis… La de los hosteleros es terrible. ¿Qué se puede hacer?

-Me parece que hay poco que hacer, ya le he dicho antes con lo de Maastricht. Los hosteleros tendrán que aceptar la situación, plegar la mesas y esperar a que amaine el temporal, si es que amaina y si es que pueden esperar. Es lamentable, pero, colapsado el turismo, la única industria que mueve dinero en ciudades como Granada es el narcotráfico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios