Miguel Cardoso | Economista jefe para España de BBVA Research “Esta crisis afecta a 7 de cada 10”

Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Reserarch. Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Reserarch.

Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Reserarch. / M. G.

La Universidad de Minnesota está vinculada a muchos economistas españoles: Andreu Mas-Colell, Miguel Sebastián, Javier Vallés... De esa escuela viene Miguel Cardoso (Ciudad de México, 1973), quien tras estudiar Economía en su país se doctoró en Minneapolis, donde también conoció a su mujer, sevillana para más señas. Fue profesor investigador de la universidad Carlos III de Madrid, desde donde se unió a BBVA Research, el servicio de estudios del banco, uno de los más reputados de España. Ha sido economista jefe del banco en Chile y desde 2010 ocupa ese cargo para España.

–¿La población es consciente de las graves consecuencias económicas de la pandemia?

–Sí. En recesiones anteriores, la destrucción de actividades económicas y la pérdida de puestos de trabajo se daba en fases. A partir de desequilibrios en un mercado, por ejemplo, la vivienda, y luego se va extendiendo al resto de la economía. Y se tarda de dos a tres años en cerrar ese ciclo. En cambio ahora, una cantidad importante de personas se han visto afectadas de golpe.

–¿Puede cifrarlo?

–Si uno suma en Andalucía las personas que han perdido su puesto de trabajo, que están en un ERTE, autónomos en cese de actividad y gente a la que no le han renovado un contrato temporal, nos vamos a un porcentaje cercano al 70% de la fuerza laboral.

–¿La recuperación también será más acelerada?

–Ésa es la idea. Todos los mecanismos que se han introducido por los gobiernos, no sólo en España, están encaminadas a que no dejen de existir las relaciones entre empresas y trabajadores, al contrario que en crisis anteriores, en las que se extingue esa relación. Mecanismos como los ERTE lo están permitiendo. Eso va a redundar en que no se destruya tanto empleo como en ausencia de esas medidas.

–La última EPA invita al optimismo, ¿no?

–Dada la caída en la actividad, los datos de esta EPA son un diferencial en la historia económica de España. El PIB ha caído el 18,5% en el segundo trimestre y, sin embargo, el empleo ha caído por debajo del 8% en el mismo periodo. Esto nunca se ha dado. En crisis anteriores, cada punto de PIB se traducía en otro de destrucción de empleo. Que hayamos sido exitosos hasta el momento es un punto a favor de las políticas implementadas hasta ahora.

"Pese a la caida del PIB, los datos de empleo avalan las medidas económicas que se han implementado"

–Todos los estudios hablan de un rebote en 2021, ¿pero dependerá de la gestión sanitaria?

–Todo está supeditado a la gestión sanitaria. En estos momentos es la principal incertidumbre. Hay otras, como la evolución del mercado laboral y de los ingresos de las personas. Pero la principal es si las medidas son efectivas para contener la epidemia. Que tengamos una recuperación económica sostenida e importante va a depender de que esas medidas sean contundentes y efectivas para contener la pandemia. En BBVA Research creemos que la recuperación será fuerte en el tercer y cuarto trimestre. Aunque no vamos a recuperar todo lo perdido hasta junio, porque la incertidumbre sobre la enfermedad es grande. Hasta que no haya vacuna no se superará esa incertidumbre.

–¿Cómo ve esa carrera por lograr la vacuna?

–No somos expertos en desarrollo de vacunas. Si se tiene pronto la recuperación económica se acelerará. Hay dos cosas que pueden abrir escenarios más optimista. Una es la vacuna, como decía, siempre que sea efectiva, sin grandes efectos secundarios y que se pueda inocular a una buena proporción de la población. El otro factor es la implementación del fondo de recuperación de la UE. Puede ser una inyección de recursos importante, sobre todo para Andalucía. La condicionalidad que piden estos fondos además puede hacer que mejoren los mercados de servicios y laboral.

–¿Va a haber cambios económicos relevantes provocados por la pandemia que tengan carácter permanente?

–Es una buena pregunta. Hay cosas que podemos pensar que van a cambiar, pero no lo harán tanto. Por ejemplo, todo el cambio del modelo productivo de España va a tardar mucho tiempo en producirse. Y en un entorno con la vacuna disponible, el turismo puede volver a a tener un papel protagonista en la creación de empleo en los próximos tres a cinco años. ¿Qué cosas sí puede cambiar? La dinámica de consumir y producir más desde casa. El gasto en alimentación, bienes del hogar y tecnología se ha incrementado con fuerza para poder estar cómodos en casa para el ocio o el trabajo. En el sector de la construcción también se está viendo un auge de la inversión en reformas de los hogares. Son tendencias que van a continuar en los próximos años.

–Muchas empresas prorrogan los plazos para seguir primando el teletrabajo. ¿Cuánto más se alargue más posibilidades habrá de que se consolide, no?

–Totalmente. Lo que hemos aprendido es que muchas de las cosas que hacemos se pueden hacer a distancia. Pero no hay que subestimar el contacto humano. Muchas de las cosas que han salido bien con el teletrabajo tienen que ver con la formación previa de los equipos, de las interacciones preexistentes entre personas. No creo que vayamos al teletrabajo al 100%. Tener una sede permite ese contacto, esa innovación. Pero también veremos que una parte de la semana no era necesario que nos viéramos. Las empresas van a tener que encontrar ese equilibrio.

–El sector financiero fue protagonista negativo de la anterior crisis y en esta está más fortalecido. ¿Cómo lo valora?

–Ha sido fundamental. Se han conjuntado varias cosas. El BCE con sus políticas de proveer de liquidez, los avales del sector público para que las empresas logren financiación, y un sector bancario bien capitalizado que ha redirigido esos recursos a las pymes y al tejido productivo.

–¿Puede decirse que si en la Gran Recesión fue parte del problema ahora lo es de la solución?

–Es una buena forma de expresarlo. Y más adelante va a ser muy importante que lo continúe siendo, dando liquidez, ayudando a mantener la solvencia de las empresas, facilitar crédito en los sectores que va a seguir expandiéndose. En todo eso el sector financiero será parte de la solución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios