Beatriz Vergara Domecq. Directora del Tío Pepe Festival de González Byass.

"Lo que más se aprecia hoy son momentos intangibles"

"Lo que más se aprecia hoy son momentos intangibles" "Lo que más se aprecia hoy son momentos intangibles"

"Lo que más se aprecia hoy son momentos intangibles"

-Un lustro del festival Tío Pepe, un referente ya a nivel nacional.

-Es verdad que ha crecido de forma exponencial. Surgió con la idea de renovar la oferta de verano de enoturismo que la ciudad ofrecía, acercarnos más al consumidor. Nos dimos cuenta de que había mucho visitante que repetía y empezamos con visitas especiales y miniconciertos. El modelo se agotó y tras una conversación con Paco López (director artístico del festival) vimos la posibilidad de empezar a modelar un festival de verano con ingredientes diferentes al resto de festivales de la zona. Hicimos una prueba piloto que comenzó con un día y ya estamos en diez. Ser su directora supone una gran responsabilidad que llevo con ilusión y expectación.

-Aquí han realizado una importante labor de maridaje.

-Sí porque este festival marida la música, la cultura, el vino y el entorno bodeguero y monumental que ofrecen las bodegas González Byass dentro del marco del conjunto histórico de Jerez. El objetivo es ofrecer una experiencia en la que haya una oferta cultural y gastronómica, íntimamente ligada a la bodega.

-¿Cómo se prepara para este nuevo reto de diez días?

-Pues con la ayuda de un equipo maravilloso y de los patrocinadores, no sólo a nivel económico, sino psicológico también, porque ven que la oferta es interesante y que tiene retorno con sus clientes.

-La exclusividad manda.

-Cuidamos mucho los detalles, porque queremos que las personas que vengan al festival se lleven una experiencia inolvidable, en todos los sentidos. Que se sientan únicos. Aquí no vas a consumir un espectáculo musical y ya está, sino que cuidamos la intimidad de los escenarios, la cercanía de los artistas porque no hay grandes aforos. Todo en su conjunto es una experiencia única, desde que entra el público hasta que sale.

-Juanes, Ismael Jordi y Fernando de la Mora, Sara Baras, Joan Manuel Serrat, Morat, Rosario, Luz Casal, Sergio Dalma, Roger Hodgson y Loquillo. ¿Cómo ha sido la elección del cartel?

-Es complicado adaptarse a las circunstancias de cada artista y el hacer una oferta tan diferente conlleva que todos los contratos estén llenos de detalles, algo que lleva magníficamente Paco López. Y a ellos se les suman las cenas de las estrellas Michelin con Paco Roncero, Roberto Ruiz, Quique Dacosta y Paco Morales.

-¿Qué piensan los artistas cuando se les presenta este tipo de propuesta?

-Pues de entrada, en general, les parece una maravilla porque algunos además no han cantado nunca en una bodega. Es algo diferente para ellos. De hecho, a Miguel Poveda le gustaría repetir, pero en los Jardines de Villa Victorina. Hay un punto mágico que hace que se dé una noche especial y eso los artistas lo aprecian.

-Un festival que además publicitan todo el año.

-Sí, y a todas las personas que nos visitan lo que no queremos es que nos olviden. En Navidad, Día de la Madre, Reyes... son ocasiones perfectas para hacer este regalo exclusivo. Hoy tenemos tantas cosas materiales que lo que realmente se aprecia son momentos intangibles, únicos, de disfrute. Es algo que guardarás y agradecerás siempre.

-¿Qué novedades preparan para este año?

-Tenemos como novedad unos palcos vip que van a estar ubicados en unas zonas privilegiadas, encima de una bodega con vistas a Jerez y al espectáculo. También hemos potenciado The Village para antes y después de los conciertos, con actuaciones en directo y la propuesta gastronómica a la carta.

-¿Qué espectáculos están agotados ya?

-Pues son tres, el de Roger Hodgson, Rosario y casi el de Joan Manuel Serrat. Y van muy bien Juanes y Morat.

-¿Cuáles son los próximos retos para este festival?

-Uf, hay muchas ideas abiertas para hacerlo crecer, como ciclos que queremos poner en marcha y ampliar otros. Aunque sí es verdad que en cuanto a días vamos a consolidar estos diez.

-¿Se guían por las propuestas que les hace el público?

-Sí, nos llegan bastantes propuestas constructivas, ya sean para mejorar o para traer a artistas. Es algo que agradecemos muchísimos. Es lo que te marca por dónde tienes que ir. El aprendizaje es continuo.

-Aquí lo único que puede fastidiar es el viento de Levante.

-Sí, bueno, aunque estamos protegidos por los edificios. Pero el Poniente y el Levante forman parte de nosotros. Nos marcan.

-¿Qué artista le gustaría traer?

-Mmm, a Plácido Domingo. Marcaría un hito en el festival. Todo es posible.

-Y el remate ya es unirle el alojamiento a la propuesta.

-Sí, estamos en la construcción de un hotel junto a la bodega que esperamos tener abierto para junio de 2019. Será ya una oferta totalmente integral y maravillosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios