Mirjana Povic | Investigadora del Centro Etíope de Ciencia y Tecnologías Espaciales "Si queremos ver a África con menos pobreza es necesario que investiguen"

"Si queremos ver a África con menos pobreza es necesario que investiguen" "Si queremos ver a África con menos pobreza es necesario que investiguen"

"Si queremos ver a África con menos pobreza es necesario que investiguen" / m. g.

La serbia Mirjana Povic (1981) es premio Nature Research Award en la categoría de ciencia inspiradora. Con la dotación asignada, esta investigadora, vinculada con el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) con sede en Granada, tiene previsto desarrollar dos proyectos para fomentar las vocaciones científicas en las niñas etíopes y para crear una red africana de tecnólogas y científicas. Cree que el momento es clave. "Si no lo hacemos ahora, estaremos como Europa o EEUU. Después de décadas de investigación se dieron cuenta de que no había mujeres".

-¿Qué hace una investigadora como usted en un lugar como el Centro Etíope?

-¡Hay mucho por hacer! Soy astrofísica y aquí el Gobierno está empezando a desarrollar las ciencias espaciales. Hace dos años se abrió el centro, el primero de este tipo en el este de África. En 2016 deje el Instituto de Astrofísica de Andalucía, en Granada, y me vine. Llevo muchos años trabajando en países del África subsahariana, y quería trabajar más.

"Ahora no podemos imaginar un diagnóstico médico sin rayos X, y eso ha venido con la astrofísica"

-Ha sido más fácil que el hombre llegue a la Luna que la astrofísica a ciertos países del mundo...

-Es un momento emocionante. Hasta hace diez años la astrofísica sólo estaba presente en Sudáfrica y después en el Magreb. También hay un proyecto internacional en Namibia. Hay un cambio y muchos países están empezando con programas de máster y doctorado, se están creando las primeras agencias espaciales en países como Kenia, Ghana, Etiopía... A nivel continental, la Unión Africana lucha contra problemas como el acceso al agua potable, la educación o la salud. El uso de datos espaciales es fundamental para esto. Es un reto, porque hay muchísimas cosas por hacer. Soy positiva.

-Muchos le dirán que con la de problemas que hay en África lo último que se necesita es la astrofísica...

-Sabemos que todo lo relacionado con la investigación científica supone avanzar. En astrofísica, toda la física que hay detrás... Se avanza cuando hay un reto, cuando tenemos algo que descubrir, que implica un desarrollo significativo de la tecnología o del conocimiento. Ahora no podemos imaginar un diagnóstico médico sin rayos X, y eso ha venido gracias a la investigación astronómica. El wifi se desarrollo para hacer investigación en astronomía...

-Usted trabaja en la clasificación de las galaxias por su morfología...

-Mi área principal de investigación es la astronomía extragaláctica, y en concreto las propiedades de las galaxias activas. Estas galaxias tienen una física muy particular, emiten en muchos rangos del espectro electromagnético. Son un posible origen de rayos cósmicos, partículas que pueden afectar al funcionamiento de los satélites, que son clave para la vida diaria. Estudiar estas partículas es muy importante.

-Nació en Serbia, se doctoró en Canarias, fue a Sudáfrica, regresó a Granada, ahora en Etiopía. Es una científica sin fronteras...

-La vida de nómada no es fácil. El corazón lo tenemos repartido y es mucho sacrificio... pero tiene ventajas. Cada vez tenemos más oportunidades de conocer distintas culturas, tradiciones. El mundo es maravilloso.

-En un investigador lo habitual es acabar en países anglosajones, en Estados Unidos.... No en África.

-No es común que alguien que trabaja en Europa se vaya a África. Y una de las razones es que no es un terreno fácil. Hay que estar muy motivado e incluso sacrificar tu investigación. Podemos hacer muchísimas cosas por la sociedad. Una de ellas es publicar. Pero hay muchas más formas de contribuir... formar a otra gente es una parte importante de la carrera investigadora, y hacerlo donde hay más necesidad es importante. Siempre he querido trabajar en África. En España he estado muchos años, he trabajado con expertos y he obtenido la experiencia que me permite ahora compartir ese conocimiento. Las ciencias especiales son fundamentales para la vida diaria... ¿por qué no en África? Son proyectos de futuro, no a corto plazo. Si queremos ver este continente con menos pobreza, más libre -porque África sigue explotada-, si queremos un cambio fundamental es necesario que tenga su investigación, su desarrollo industrial... Invertir en educación es fundamental y los gobiernos africanos hacen un esfuerzo brutal para que sea así. Estoy feliz de ser parte de ese, espero, cambio.

-Aparte de investigar, está ligada a varias ONG y proyectos solidarios. Choca con la imagen que se da de los científicos...

-Hay muchos compañeros científicos que tienen horizontes muy abiertos. No soy excepcionalmente diferente. La astronomía es mi gran pasión pero siempre he sido sensible al mundo en el que vivimos y es un hecho que hay muchísima gente que no tiene la posibilidad de cubrir sus necesidades básicas.

-Uno de los proyectos en los que está implicada es en el fomento de las vocaciones científicas entre las niñas y mujeres africanas...

-Es algo a lo que quiero dedicar más tiempo. Llevamos el peso de la historia, en la que no había mujeres reconocidas por su trabajo en la ciencia. Aquí el número de mujeres en ciencias puras es muy bajo y un factor fundamental es que no tienen apoyo de la familia, de la sociedad y también la falta de referencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios