Huelva

Emigrantes camina hacia El Rocío

  • Más de 200 rocieros de la filial recorren los 64 kilómetros que separan Huelva de la aldea almonteña en la peregrinación extraordinaria

  • Acompañan hoy a San Juan en su misa oficial

Parada para desayunar en la Punta del Sebo. Parada para desayunar en la Punta del Sebo.

Parada para desayunar en la Punta del Sebo. / H.I. (Huelva)

La Hermandad de Emigrantes inició en la mañana de ayer su peregrinación extraordinaria a pie hasta El Rocío, una actividad disgregada de la ordinaria oficial de noviembre y que permitirá hoy a los rocieros onubenses acompañar a la filial de San Juan del Puerto en la misa que se celebra en su honor en el santuario de la Blanca Paloma.

En los albores del día, a las 7:00 de ayer, más de 200 personas salieron a pie de la casa hermandad del Paseo de las Palmeras y pusieron rumbo a la aldea para reencontrarse con la Señora. Arropados por cinco vehículos de apoyo, anduvieron hasta la Punta del Sebo, lugar de la primera parada. "Hemos desayunado junto al monumento a la Fe Descubridora", indica a Huelva Información el presidente de la Hermandad de Emigrantes, Eduardo Fernández Jurado.

Después de reponer fuerzas, los peregrinos reemprendieron la marcha. Ya a mediodía pararon en Tres Rayas para almorzar, potenciando la convivencia entre los rocieros onubenses de Emigrantes. Varias horas de caminata les restaban todavía por delante.

No fue hasta las 19:30 aproximadamente, con el sol ya escondiéndose sobre las verdes copas de los pinos, cuando la comitiva rociera se aproximó al paraje de Villarejo. Encendieron entonces las bengalas para acompañar al guión de camino y hacer la entrada en la explanada.

Allí hicieron se acomodaron y relajaron las piernas cansadas por la caminata, dispuestos a pasar la noche en Villarejo, lugar "donde lo hace la Hermandad de Palos de la Frontera, a la que tenemos que dar las gracias por cedernos el lugar", apunta Fernández Jurado.

Con la amanecida, ya descansados, los peregrinos retomarán hoy la senda hacia El Rocío. Se adentrarán en los pinares y las arenas y en torno a las 11:45 llegarán a la aldea almonteña. Habrán recorrido entonces, paso a paso, más de 64 kilómetros.

"Allí entraremos por la puerta lateral del Santuario, por la que está frente a la capilla votiva, y acompañaremos a la Hermandad de San Juan en su peregrinación oficial", indica el presidente, que avanza a este diario que llevará a la asamblea para que se someta a voto la posibilidad de celebrar en una misma unidad de acto las peregrinaciones ordinaria y extraordinaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios