2015 Elecciones Generales

Díaz exige más autocrítica porque el 20-D "no ha sido un buen resultado"

  • La presidenta andaluza lidera a los dirigentes que defienden el congreso en febrero que Sánchez quiere aplazar

Más que Podemos sí o Podemos no, la discrepancia más profunda que al día de hoy enfrenta a algunos de los más relevantes barones socialistas con el secretario general es la celebración del congreso del partido, previsto para febrero. Sánchez defendió en el Comité Federal su aplazamiento apelando a que por encima de los asuntos internos del PSOE están los problemas de España. Los dirigentes territoriales, con Susana Díaz al frente y secundada sin discusión por Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Ximo Puig (Valencia) y Javier Fernández (Asturias) sostienen que el congreso debe tener lugar cuando "marcan los estatutos". Las tesis del secretario son asumidas por Madrid y Cataluña. Guillermo Fernández Vara, jefe de los socialistas extremeños, se mantiene en la duda.

La presidenta andaluza se expresó ayer de modo rotundo al decir que el PSOE tiene un estatuto, de modo que el XXXIX Congreso se hará de acuerdo a "lo que marcan los estatutos", rechazando así el retraso del cónclave planteado por la dirección federal. Díaz agregó que el secretario general está "reforzado" por todos los compañeros pero añadió en línea con lo que ha venido declarando estos días, que "es evidente" que es el Comité Federal que se celebra este lunes es el "órgano de reflexión y en el que se tiene que acordar la política de pactos del partido".

Díaz admitió que el PSOE atraviesa una "situación compleja" que necesita "reflexiones profundas" y advirtió que el partido "tiene que estar a al altura de lo que España necesita". "Lo que me preocupa es España, el PSOE solo tiene sentido cuando es herramienta útil al servicio del país y esa reflexión es la que tuvimos anoche en un debate largo y extenso y evidentemente continuará en el Comité Federal".

La jefa del PSOE andaluza puso el foco en que su partido no ha ganado las elecciones, por lo que "hay que hacer autocrítica" y alertó de que si los socialistas no lo reconocen, "estaremos haciéndonos un flaco favor" porque defraudarán a sus votantes y a quienes les votado en otro momento y no el pasado 20 de diciembre.

Preguntada directamente por el cambio de secretario general o por si ella podría ser la nueva responsable del PSOE, Díaz no prefirió no entrar a valorar esa posibilidad y subrayó que siempre dice en el interior de los comités federales lo mismo que dice "fuera". "La realidad es que no hemos ganado elecciones y como lo que me interesa es que el PSOE sea útil y una alternativa de Gobierno, tenemos que reconocer que no ha sido un buen resultado", remachó.

La líder del PSOE andaluz hizo hincapié en que a ella le gusta "ganar las elecciones" porque "la manera de cambiar las cosas es al frente de los gobiernos, asumiendo responsabilidad y eso lo agradecen los ciudadanos", afirmó. En ese punto hizo referencia a los pactos para formar Gobierno y, tras advertir que el PSOE "no puede gobernar a cualquier precio", indicó que para que su formación se siente a negociar con cualquier fuerza, ésa debe renunciar a "salirse de la Constitución, romper la unidad de España o celebrar un referéndum vinculante" sobre Cataluña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios