Elecciones Generales 2011

El tren, en el ojo del huracán electoral

  • La fecha de firma del protocolo del corredor de la Costa del Sol queda en el aire tras las limitaciones de la Junta Electoral

Comentarios 6

Pretendía ser el gesto inequívoco de apuesta por un proyecto largamente demandado y necesario en la provincia de Málaga, pero todo, de momento, queda alejado de los focos. El protocolo de colaboración entre el Ministerio de Fomento y la Junta de Andalucía para poner en marcha la comisión mixta que deberá impulsar el conocido tren litoral, valorado en 5.000 millones de euros, se cayó ayer de la agenda del día, aunque según aseguró por la noche el presidente de la Junta, el ministro de Fomento, José Blanco, ya lo ha firmado y tiene pendiente enviarlo a la Junta.

Más allá de las razones del aplazamiento, que desde el Gobierno andaluz se relacionan con el recurso interpuesto por el PP ante la Junta Electoral, la realidad es que una infraestructura prometida hace algo más de diez años por el entonces presidente andaluz Manuel Chaves vuelve a quedar retratada por otro imprevisto y todo ello en pleno escenario electoral. Hay que esperar aún para conocer el desenlace definitivo o si la tarea queda para el próximo Gobierno.

Sobre ello habló ayer en Sevilla la consejera de Obras Públicas, Josefina Cruz, que aseguró que ocurrido lo ocurrido el citado acuerdo se firmará "en los despachos". Es decir, que no se le dará publicidad a la firma, quedando, a su vez, en duda si se dará o no trascendencia a los detalles del acuerdo entre las partes. Porque, más allá de la importancia simbólica del pacto interadministrativo, lo que realmente permitirá vislumbrar el inicio del camino de este proyecto es conocer los compromisos reales a los que acceden Fomento y la Junta, a qué quedan obligadas, qué plazos se manejan, qué inversiones se proponen... Todo ello, como parte de la letra gruesa del acuerdo, queda en duda en este momento, en el que no se sabe ni cómo ni cuándo se rubricará.

El número dos del PP en Málaga, Francisco Salado, arremetió ayer contra el PSOE y lamentó que "sólo le interese del proyecto del tren litoral la foto y el titular en los periódicos" y que no repare en el beneficio que esta obra reportará a la Costa del Sol. Salado se pronunció en estos términos tras la resolución de la Junta Electoral en la que advierte de que el acto no puede ser público y que tampoco pueden publicitarse los acuerdos. "Eso nos lleva a pensar con total seguridad que lo único que querían era salir en las portadas", dijo.

Pero el del litoral no es el único tren afectado por los comicios y por el enrarecido clima que ello implica. El corredor ferroviario del Mediterráneo, eje del enfrentamiento de los dos grandes partidos en las últimas semanas, se mantiene como objeto de pulso no ya sólo entre socialistas y populares, sino también entre compañeros del mismo partido, en este caso, el PSOE.

Conocido que Fomento iba a llevar a Bruselas una propuesta de trazado que excluía su paso por la costa malagueña, el máximo mandatario andaluz, José Antonio Griñán, dio un paso al frente para asegurar que pelearía para que ello no fuese así. Lo que no hizo fue precisar si su disputa era para que el recorrido discurriese por el litoral de las provincias de Almería, Granada y Málaga, hasta llegar a Algeciras.

Pero el batiburrillo gana en intensidad en las últimas semanas, cuando la Unión Europea ratificó la proposición del Gobierno central. Con la sombra de las elecciones sobre la noticia, los máximos responsables del PSOE, incluida la que hoy es ministra de Asuntos Exteriores de España y cabeza de lista socialista al Congreso por Málaga, Trinidad Jiménez, tratan de corregir los efectos negativos y aseguran que en el periodo de alegaciones pedirán al Gobierno que interceda para que la costa de Málaga sí forme parte del corredor.

Una posición que choca de lleno con la posición de la Junta de Andalucía, cuya consejera de Obras Públicas, Josefina Cruz, volvió ayer a defender que el corredor ferroviario del Mediterráneo no debe incluir el litoral malagueño, al entender que un trazado de mercancías por la zona podría tener consecuencias directas sobre un espacio turístico. "Lo importante es conectar los puertos con el corredor, no llevar el corredor a la costa", apuntó Cruz. La consejera, añadió, que no debe confundirse esta intervención con el tren litoral, independiente del otro proyecto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios