Alfredo Pérez Rubalcaba

"El ritmo de reducción del déficit al 3% en 2013 ha sido muy exigente"

  • El candidato socialista afirma que "con crisis o sin crisis, las familias deben tener las seguridades básicas cubiertas", y considera que "con el PP no lo estarán".

Comentarios 191

ALFREDO Pérez Rubalcaba (Solares, 1951) llega a un hotel de Sevilla dos horas antes del mitin del sábado del PSOE en Dos Hermanas. Le acompaña, por vez primera fuera de Madrid para un mitin, su esposa, Pilar Goya. Ha dormido poco, pero se le nota tranquilo, relajado.

-Usted ha apelado a sus militantes a que hay millones de españoles esperando razones para votarles, para poder volver a confiar en el Partido Socialista ¿Me puede decir una, una, en concreto?

-Sí. Le puedo decir que, con crisis o sin crisis, las familias tienen que tener las seguridades básicas cubiertas. El empleo es importantísimo, pero la sanidad, la educación y las pensiones deben estar aseguradas, y creo, justamente, que con el PP no están cubiertas.

-¿Usted cree que con el PP peligran las pensiones, la educación y la sanidad pública?

-Yo creo que la política que está haciendo el PP en las comunidades autónomas donde gobierna demuestra con toda claridad esto. Pienso que sí. Por ejemplo, en Madrid, que es la avanzadilla de las políticas de la derecha. Esperanza Aguirre es la más descarada de las políticas de la derecha, porque ellos tienen miedo a decir exactamente lo que piensan.

-¿Cree, de verdad, que el PP suprimiría la sanidad pública, universal y gratuita en España?

-La van a ir deteriorando a la vez que desarrollarán, alternativamente, un sistema de sanidad privada. Ese sistema es un sistema de sanidad para los que no tienen grandes enfermedades, un sistema sanitario por el que hay que pagar y que abandona a los enfermos crónicos, a los mayores, a los que generan más gastos. Esto no es una ficción. Eso es como en la educación, donde los gobiernos de derecha potencian unos colegios privados concertados, que pueden desprenderse de los alumnos con más dificultades, y éstos acaban en la pública.

-¿Eso ocurre?

-Claro, la prueba es cómo está la educación pública en Madrid y cómo está en Andalucía, cómo está la sanidad pública en Madrid y cómo está en Andalucía

-Pero, tanto el PP como el PSOE, llevan la misma hoja de ruta, la de alcanzar el déficit del 3% en el 2013. Eso nos ha llevado a lo que decían algunos expertos hace tres años, que en un contexto de poco consumo y de restricción del crédito, esto nos ha llevaba a una segunda recesión.

-Es verdad. No ha sido excesivo comprometerse con una reducción del déficit, sino con la fecha de 2013. Es verdad que nos autoimpusimos en Europa una senda de corrección del déficit. Y es verdad que ahora se puede decir, incluso, que ha sido demasiado exigente. Lo que pasa es que en aquel momento teníamos que resolver un problema de credibilidad de la economía de la zona euro, que tenía su origen en la crisis griega y ponía todas nuestras cuentas en solfa.

-¿Considera demasiado exigente lo de 2013?

-Ahora, sí. Lo que creo es que, después de la recaída del verano, no podemos seguir haciendo lo mismo, eso está claro. Hay una parte del ajuste que hay que seguir haciéndolo, pero es evidente que debemos hacer otras cosas.

-¿Cuáles son las otras cosas?

-Por ejemplo, hay que pedirle a Europa que haga un plan de inversiones para acometerlo en países como España, que tienen sus cuentas más ajustadas; hay que pedir a Alemania seguramente, como acaba de hacer el G20, que no insista en esa política de austeridad porque si Alemania no tira del consumo, España no va a salir.

-¿Si es presidente, renegociaría el límite del déficit en el 3%?

-¿El ritmo?

-Ha puesto de ejemplo del presupuesto de Andalucía. Efectivamente, sube un poco la educación, mantiene el gasto sanitario y todo el compromiso social; sin embargo, la inversión cae. Cae muchísimo y, hasta ahora, una bandera del Partido Socialista eran las infraestructuras porque creaban empleo.

-Y es verdad, pero no cae muchísimo, cae menos que en otras comunidades autónomas. Ahora bien, es verdad que tienes que alcanzar un equilibrio.

-La caída de la inversión provoca más desempleo, y ha hablado de un plan masivo de inversiones desde Europa. ¿Pero quién tiene ese dinero?

-Europa se puede endeudar, el Banco Central puede meter más dinero, puede inyectar liquidez, como lo está haciendo la Reserva Federal de EEUU, como los británicos. Y hay un Banco Europeo de Inversiones con capacidad para ello, que en lugar de meter lo que mete, podría colocar el doble.

-Hablando de Andalucía. ¿Ha sido un error que no coincidan las elecciones andaluzas y las generales?

-Eso sólo se podrá saber cuando pasen las dos, las generales y las andaluzas.

-Ha propuesto una subida de impuestos para grandes fortunas, otra para los impuestos especiales, alcohol y carburantes, a excepción del vino y la cerveza, y ampliar la lucha contra el fraude, que está en los programas de todos los partido ¿Con eso basta para sostener la sanidad y la educación en España?

-He propuesto una fórmula para financiar la sanidad; es decir, para eliminar el déficit sanitario. La sanidad tiene dos problemas: la deuda y el déficit. La deuda habrá que pagarla, está ahí, y el déficit hay que corregirlo año a año. Ése es el problema. Nosotros calculamos que, tras el ahorro del gasto farmacéutico, en este momento habrá un déficit de 2.000 millones de euros. Una parte de ese déficit hay que cubrirla con impuestos; otra parte, con ahorros y otra, con los recursos que recibirán las comunidades autónomas de acuerdo con el sistema de financiación.

-El PP mantiene que la subida de impuestos no sirve, porque retrae el consumo y se recauda menos. Menos gasto en los productos gravados con esos impuestos especiales.

-¿Cómo que no sirve para nada? Es fantástico. Vaya teoría. Es verdad que una subida de impuestos da más cuando la economía está subiendo, pero el alcohol y el tabaco dan dinero. Además, me parece muy bien subir impuestos, porque tiene un efecto pedagógico: la gente que fuma gasta más en salud, la gente que bebe copas gasta más en salud. Si dejan de hacerlo, mejor; ahorramos también gastos sanitarios. No le veo más que ventajas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios