Elecciones Generales 2011

La particular campaña del 'señor Mercados'

El señor Mercados es el hombre más buscado de la faz de la tierra. Bueno, igual no, que por lo visto la crisis mundial no es mundial, en realidad es europea. El más buscado de Europa, como mínimo. Con rostro serio y un perfecto inglés de academia, un provecto gentlemen se presenta como el señor Mercados en un vídeo electoral de Equo -que ayer hizo públicas sus cuentas al más puro estilo yanqui, con campaña de donativos incluida- que no tiene desperdicio y que introducen con un genial "mensaje institucional de los mercados".

En un despacho de mansión rematado por maderas nobles y libros de coleccionista, el mensaje es claro: del 20N depende el futuro del país y los mercados se entienden bien con los partidos mayoritarios, por lo que se debe votar a uno de ellos. Argumenta Mr. Mercados que "el idealismo está bien para los tiempos de prosperidad, pero votar a esos nuevos partidos utópicos e insustanciales no ayuda en este momento". Por ello pide el voto para el PP, que cuenta "con la plena confianza de los mercados". Y también para el otro. "O vota al PSOE; en el fondo da igual. También son un gran partido y sabrán entenderse con nosotros".

El caso es que a los famosos mercados, escenifica el vídeo, les importa poquísimo quién gobierne España mientras lo haga un partido abrazado a su dictado. De hecho, Mr. Mercados evita nombrar a Rubalcaba y a Rajoy, como si el candidato fuera irrelevante y tan decorativo como el barco de vela de su mesa.

"Recuerda: vota a uno de los grandes partidos. Sólo ellos son la garantía de que nuestro sistema financiero seguirá funcionando como hasta ahora por muchos años más". Así remata Mr. Mercados su presentación al gran público. El lema de Equo, uno de esos partidos utópicos a los que se refiere el gentlemen, opone que "los estados soberanos no pueden depender de lo que digan los mercados". La situación económica puede que no respalde tal afirmación, pero la brillante performance sugiere al menos reflexión. Es, de hecho, el único vídeo electoral hecho de verdad a la contra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios