Elecciones Generales 2011

El paro ha sido el eje central para el PP

  • Montoro destaca "las propuestas de Rajoy" y espera alcanzar la mayoría absoluta para tener "un Gobierno fuerte"

Comentarios 1

PARA el PP la economía y el paro son el eje central de su campaña. Por ello, prefieren que sea el coordinador económico, Cristóbal Montoro, quien nos atienda para la valoración. Montoro se presenta a las elecciones como número uno por Sevilla al Congreso de los Diputados.

"Ha sido una campaña en la que, desde el PP, hemos insistido en el paro como la principal diferencia entre España y los países desarrollados", afirma Montoro.  "A partir de ese eje, hemos planteado nuestras reformas económicas para que haya más empleo, frente a unos recortes del Gobierno socialista que no han evitado nuestra posición de vulnerabilidad y riesgos, como se está viendo".

Montoro afirma que el PP sí tiene respuestas para la crisis y que lo han expuesto en la campaña, según su programa. Entre ellas cita "las reformas del sector bancario, reforma del sector público, bajada de impuestos, reforma del mercado interior, reforma laboral con la negociación colectiva, nuevas políticas energéticas…". Por ello, piensa que "Rajoy ha puesto énfasis en la campaña en hacer los deberes para que sea posible la recuperación económica".

Entre mitin y mitin, llegan noticias de las primas de riesgo de España, el diferencial y los sobresaltos. ¿Ha influido en la campaña lo que llega desde Europa? "Sin duda que ha estado marcando -afirma Montoro-, hay preocupación. Desde el PP hemos insistido en las reformas económicas que nos convienen, no en las impuestas como le ha pasado al PSOE".

¿Qué es lo que más le ha sorprendido en esta campaña?. Montoro dice que "lo más singular es que no habíamos visto nunca a un PSOE tan carente de ideas y propuestas. Se han dedicado tan sólo a criticar las propuestas de Rajoy y del PP. Sin embargo, el PSOE no ha ofrecido nada. Se comportan como si no gobernaran".

En estos días de campaña los candidatos salen a recorrer los pueblos y ciudades, se encuentran con los electores, atienden, oyen, estrechan manos, besan a niños… ¿Y qué conclusiones se pueden sacar? "He percibido mucha preocupación -dice Montoro-, pero también muchas ganas de que empiece una nueva etapa tras el 20-N, muchas ganas de emprender, de recuperar ese coraje por mejorar que nos ha caracterizado. Esto se ve en lo que te dice la gente, los camareros en los bares, los taxistas, las personas que se acercan...".

Uno de los puntos fuertes de la campaña era el debate entre  Rajoy y Rubalcaba. Las encuestas dieron ganador al candidato del PP. ¿Cuál es la valoración? "Ahí Rubalcaba se equivoca en la estrategia. Se convierte en inquisidor. Lo hace al revés, hay un intercambio de papeles. Fue un fallo de ellos, porque Rubalcaba iba como candidato del partido del Gobierno y se presenta y se comporta como un perdedor, sin soluciones". Como conclusión, piensa que "fue un debate pintoresco, al revés, en el que Rubalcaba se dedicaba sólo a analizar nuestro programa. Por el contrario, Rajoy era el que presentaba propuestas, y quien explica es el que gana".

Otro condicionante serio de la campaña es el impacto de las encuestas. Esta vez todas han coincidido en dar al PP mayoría absoluta clara, con una horquilla entre 184 y 198 escaños. "Las encuestas -dice Montoro- están mostrando que hay un distanciamiento, una tendencia al cambio. Eso es lo más importante, por encima del detalle de las cifras. Lo importante es el posicionamiento de los ciudadanos que, en su gran mayoría, quieren ese cambio. Viendo las encuestas, indican que existe conciencia sobre la necesidad de que tengamos un Gobierno fuerte".

Andalucía, Cataluña y el País Vasco pueden ser los escenarios donde se determine el cambio, ya que han sido comunidades en las que el PSOE tradicionalmente logra muy buenos resultados y esta vez pueden empeorar. La valoración de Montoro es cauta: "En Andalucía trabajamos para ganar, es nuestra aspiración, nuestro objetivo. Eso sería fundamental". "En Cataluña y el País Vasco hay un cambio de actitud social. El PSOE quiere ser hegemónico en esos territorios, donde ha ganado en las últimas elecciones generales, a pesar de que también son un campo del nacionalismo. El avance del PP responde a un cambio sociológico y puede determinar que cada vez sea menos feudo del PSOE, como puede pasar  en Andalucía".

Rajoy la ha tenido muy en cuenta. "Mariano Rajoy ha visitado muchas veces Andalucía en los últimos años, no sólo en la campaña. Si las encuestas dicen que hemos mejorado, eso es fruto de un trabajo, no sólo de unos días. Rajoy ha estado en los últimos días en Barcelona, ayer en Sevilla…".

¿Cómo ve el duelo de Sevilla, entre Cristóbal Montoro y Alfonso Guerra? "Somos dos políticos muy diferentes. No hay debate posible. El PSOE está preocupado por los ERE y otras cuestiones. Guerra aprovecha lo que puede, no lo dejan hablar mucho. Sevilla ha sido una provincia emblemática para el PSOE, como punta de lanza. Por eso, conseguir un buen resultado sería muy importante para el PP".

¿Y cuál es el pronóstico de Montoro para las elecciones del 20-N? "¡Je,je! No debemos hacer pronósticos sobre el número de diputados. ¿Mayoría absoluta? Sí, mayoría absoluta sí espero que alcancemos, necesitamos un Gobierno fuerte. ¿En Andalucía? Es mi empeño. La última vez el PSOE nos superó por 10 diputados. Ahora trabajamos para ganar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios