Elecciones Generales 2011

El oscuro panorama de la seguridad

  • Sindicatos policiales onubenses y la AUGC denuncian los recortes que han padecido en la última legislatura las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El tijeretazo a plantillas, salarios y medios es lo que más preocupa.

El horizonte se presenta oscuro para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Los sindicatos policiales onubenses y la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) denuncian, al filo del 20-N, las carencias que sufren a todos los niveles, cobrando especial relevancia los recortes aplicados por el Gobierno actual -en el contexto de la grave crisis económica en la que está imbuido el país- a los recursos materiales y humanos.

En Huelva, el Cuerpo Nacional de Policía tiene lo que el Sindicato Unitario de Policía (SUP) denomina una "plantilla de paso", indicó a este diario Francisco García Medel, conformada por agentes de otras provincias que se marchan a su tierra en cuanto pueden acceder a una plaza más cercana. Pese a que el catálogo actual está casi al completo, "puedes encontrarte en el mes del concurso de méritos con un gran número de vacantes" que hasta ahora se venían cubriendo con los agentes en prácticas o con el alumnado del Aula Abierta.

Sin embargo, en 2010 sólo 360 aspirantes a agentes ingresaron en la Academia de Ávila, mientras que este año lo han hecho únicamente "unos 160", señaló el secretario de organización en Huelva de la Unión Federal de Policía (UFP), Antonio Fernández, con lo que "en estas dos convocatorias habrá un déficit a nivel nacional de unos 5.000 policías". El SUP calcula que en el cuatrienio 2012-2016 el déficit de agentes en las plantillas de la Policía Nacional será de 10.000.

La Guardia Civil vive una situación similar. De la Academia de Baeza saldrán este año unos 130 efectivos, que se distribuirán por las comandancias de todo el país. A la de Huelva, en palabras del propio coronel jefe, José Antonio Hurtado, durante una entrevista reciente ofrecida a este rotativo, "ha llegado poca gente en estos dos años".

La sangría de nuevas incorporaciones se está supliendo, de momento, con la eliminación de la segunda actividad y la ampliación de la edad de jubilación a los 65 años en ambos cuerpos, iniciativa que conlleva un claro envejecimiento de las plantillas. La Benemérita onubense jubila cada año a unos 20 ó 25 agentes. Aunque por el momento no hay problema, "si seguimos así dos años más los habrá", observó Hurtado.

El sueldo medio actual de un policía nacional y de un guardia civil raso se sitúa en torno a los 1.500 euros, después de sufrir el pasado junio el recorte del 5% aplicado a las nóminas de todos los funcionarios. La UFP evidenció que, tras el tijeretazo, "percibimos lo que veníamos cobrando en 2005", situación que se agrava si se tiene en cuenta que "en época de bonanza nuestro salario creció por debajo del IPC, con lo que hemos perdido un 17% de nuestro sueldo", apuntó Antonio Fernández.

El secretario provincial de la Confederación Española de Policía (CEP), Juan Carlos Contreras, destacó el "desánimo que esto supone para los efectivos". Pese a todo, indicó, la Policía Nacional onubense "fue de las que más redujo la criminalidad gracias a la profesionalidad y honradez de los agentes". García Medel (SUP) añadió una circunstancia más: "Han desaparecido las retribuciones por servicios extraordinarios, que ahora se compensan con tiempo libre".

El balance en el capítulo de medios materiales es también negativo en Huelva. La flota de vehículos, coincidieron todos los sindicatos policiales consultados, "está en peor estado que la de 2004". El responsable de la CEP observó que en la actualidad no hay dinero "ni para repuestos ni reparaciones, ni tan siquiera para comprar neumáticos".

La flota está tan en desuso que, a juicio del SUP, "algunos vehículos no deberían ni pasar la ITV". Además, agregó García Medel, los coches camuflados -que patrullan durante las 24 horas del día- proceden en muchas ocasiones "de otras provincias y nos llegan medio destrozados". Así, se están produciendo situaciones en las que los agentes policiales "tienen que hacer las patrullas a pie".

Los motoristas del Cuerpo Nacional de Policía han compartido los cascos hasta hace poco tiempo. Además, todavía no tienen a su disposición toda la ropa de abrigo necesaria para protegerles del frío invernal y de posibles caídas. Fue en 2009 cuando se impuso en todas las comisarías la nueva uniformidad para la Policía Nacional. No obstante, recordó la UFP, todavía no hay para todos los agentes, consecuencia directa de una evidente "falta de tallaje". Tanto es así, agregó el responsable del SUP en Huelva, que los efectivos de segunda actividad -muchos de ellos formarán parte del dispositivo de seguridad dispuesto para la jornada electoral del próximo domingo- "no tienen uniforme y van de paisano a hacer su servicio".

Antonio Fernández (UFP) y Juan Carlos Contreras (SUP) destacaron la ausencia de chalecos antibalas para todos los agentes, que se ven obligados a compartirlos para realizar los servicios, reivindicación histórica de ambas fuerzas sindicales.

La carestía salpica también al material de oficina o la limpieza. Incluso hay un grupo en la comisaría de la capital que "no tiene cortinas en las ventanas y no hay dinero", señaló Contreras.

En los cuarteles de la Guardia Civil también se han autoimpuesto recortes para afrontar la que se avecina: reducciones presupuestarias de entre el 10% y el 15%. Por ello, el Instituto Armado ya ahorra en combustibles, consumo energético, material de oficina y todo lo que pueda suponer un gasto extraordinario.

Las instalaciones policiales, son, para los sindicatos, "pequeñas y mal dotadas". El SUP propone además la construcción de comisarías de distrito en Isla Chica o El Torrejón y denunció que el nuevo edificio anejo a la Jefatura de Huelva, destinado a Extranjería y Documentación, "se llueve pese a estar recién estrenado". Desde la CEP, Contreras aseguró que las dependencias de Ayamonte están "abandonadas", con sólo una veintena de agentes operativos que no dan a basto para cubrir todas sus competencias y que no disponen de una flota de vehículos adecuada.

La CEP recordó que todas estas carencias afectan también a la Unidad Adscrita al CNP (Policía Autonómica), que sufre además un incremento de competencias (medio ambiente, menores, juegos...) que no conlleva la lógica ampliación de la plantilla. "Hay compañeros que tienen que renovar cada seis meses porque no se convocan sus plazas", sentenció Contreras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios