Elecciones Generales 2011

El escudo antimisiles y más

  • El relanzamiento de la Base Naval de Rota estará sobre la mesa del nuevo Gobierno pero también lo estará el pago de las servidumbres, negociaciones para terrenos militares o contratos con Navantia

Poca introducción hay que hacer sobre la relación de la provincia y Defensa. Actualmente, las Fuerzas Armadas tienen repartidas en distintas unidades en Cádiz alrededor de 9.000 efectivos y unos 6.000 gaditanos forman parte de los ejércitos españoles, sobre todo de la Armada. Más allá de estar a favor o en contra de su presencia en la provincia cierto es que Cádiz es un lugar estratégico para su actividad y antes, ahora y en un futuro inmediato buena parte de las decisiones del Gobierno en estos temas afectan y afectarán de una manera u otra a la zona. El asunto ha pasado ahora a primer plano con la decisión de que la Base Naval de Rota forme parte del escudo antimisiles de la OTAN, pero hay más. Los ayuntamientos siguen reclamando compensaciones por las servidumbres, Cádiz es una de las provincias con más metros cuadrados de terrenos militares en desuso; la actividad industrial de sus astilleros depende en parte de lo que decida el Ministerio del ramo y muchos de sus jóvenes ven en las Fuerzas Armadas una salida laboral a tenor de los datos.

Precisamente la creación de empleo ha sido la fórmula escogida para vender la última "buena" noticia para Cádiz, el escudo antimisiles en la Base de Rota. "Buena" para los dos principales partidos pero no para IU, que está en contra de la "militarización" de la provincia -unas 2.000 personas acudieron este año a la Marcha a Rota-; y criticada por esta venta de panacea del empleo por otras formaciones. Desde el Gobierno actual del PSOE defienden que la llegada de cuatro destructores de EEUU a la Base a partir de 2013, con una dotación que supera el millar de militares, creará cerca de mil puestos de trabajo en la Bahía de Cádiz, más de 100 directos en la misma instalación militar, algo que ha despertado expectativas en los trabajadores civiles locales y en el propio municipio roteño, que sueñan con que el relanzamiento de la instalación conlleve de nuevo riqueza para la zona. El Gobierno que salga de estas elecciones tendrá que intentar hacer esto realidad.

Además, la llegada de los militares estadounidenses remarca la importancia que a partir de ahora tendrá la Base Naval de uso compartido instalada en suelo de la provincia para la relación de España y sus aliados, para la OTAN. La Alianza Atlántica ha invertido muchos millones de euros en su modernización en los últimos años, junto con España, sobre todo en sus muelles, que acogerán a los buques de EEUU. La nueva legislatura será la del relanzamiento de la Base -que ya es la principal Base de la Armada Española-.

Pero la inyección al recinto roteño ha sido vista como una razón más para seguir exigiendo, otra vez más, una compensación por la servidumbre militar a los municipios que soportan este tipo de instalaciones y que merman su normal desarrollo. El nuevo gobierno tendrá sobre su mesa las peticiones de Rota, Barbate o San Fernando, que se unen también a las exigencias de la Diputación Provincial, que por unanimidad de todos los grupos aprobó en uno de sus últimos plenos una moción al respecto. Durante algunos años de gobierno socialista estos consistorios recibieron una compensación contemplada en los Presupuestos por primera vez, que se redujo a la mitad para finalmente desaparecer. Pero este compromiso nunca ha quedado plasmado en ningún convenio firmado entre el Estado y los ayuntamientos. Ahora se quiere relanzar, al menos eso han dicho ambos partidos con posibilidades de formar gobierno, PSOE y PP, y así lo han exigido muy recientemente los alcaldes de Rota o San Fernando. Otra cosa es el pago de impuestos como el IBI o de vehículos por el uso de estas instalaciones, ya que los edificios militares están exento del pago de estas tasas y será aún más difícil lograr.

El trabajo en temas de Defensa de esta última legislatura pasa también por los acuerdos con los municipios para dar uso a tantos metros cuadrados de terreno militar que hay en la provincia que están en desuso. Un último informe situaba a Cádiz como líder en disponibilidad de metros de cuadrados propiedad de Defensa susceptibles de ser cedidos, vendidos o enajenados. En esta última etapa se ha llegado a acuerdos para algunos de ellos. Como destacado, una zona de 20 hectáreas de El Retín, en Barbate, que será empleada para un piscifactoría. También terrenos en Jerez o edificios en Algeciras y Cádiz. O el desarrollo de los polvorines de Fadricas, puesto que Defensa ha asumido que forman parte de una reserva municipal de suelo, en San Fernando, una ciudad con mucho suelo militar. Serán otras tareas pendientes.

Todo apunta a que el Gobierno que salga de las urnas tendrá además que dar la orden de ejecución, si no se hace antes, de los nuevos Buques de Acción Marítima (BAM) que el Consejo de Ministros aprobó construir en los astilleros de Navantia de la Bahía, después de los cuatro anteriores que ya se ultiman. Lo último confirmado es que serán tres de los cinco barcos comprometidos los que primero se construirán y se espera que se hagan, esté quien esté en el Gobierno, según apuntaron responsables de Defensa actuales. La actividad de una industria vital para la Bahía, la naval, depende en buena parte, de estos contratos con el Estado, además de con otros ejércitos extranjeros, que se fijan en lo realizado para España.

En el debate del pasado lunes, el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, habló de un replanteamiento de las Fuerzas Armadas al estilo de Alemania sin perder su operatividad y a base de tecnología. El PP habla en su programa de revisar la ley de carrera militar y un plan para las familias; y ambas formaciones tratan una modernización, ya empezada, por ejemplo a través de la formación. Por lo dicho al principio -hay 6.000 gaditanos formando parte de los ejércitos- este tema interesa en Cádiz.

Ya en 2010, los ejércitos no pudieron absorber la cantidad de gaditanos que solicitaron ser soldado o marinero, ya que las plazas ofertadas disminuyeron. Si en 2009 salieron 16.541 plazas, 1.378 para un puesto en Cádiz, el año pasado fueron 325, 36 para Cádiz. Las Fuerzas Armadas empleaban cada año a cerca de un millar de gaditanos, era una mina para nuevos reclutas. Todo apunta, por la crisis y las medidas de ahorro, que no será así en un futuro inmediato.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios