Elecciones Generales 2011

Sobre todo, educación y sanidad

  • Griñán, ante 150 representantes de la comunidad educativa de la provincia de Málaga, subraya su "obsesión" por la igualdad de oportunidades · Jiménez sale en defensa de la sanidad gratuita

Educación y sanidad: los dos ases con los que el PSOE busca pugnarle al PP las elecciones generales, campos en los que trata de subrayar la diferencia de modelos entre ambas formaciones. Mientras desde el minuto cero de la campaña dibujan al PP como la formación de los recortes, los socialistas se asoman como la salvaguarda del carácter público en materia sanitaria y educativa.

Como reflejo de esta apuesta, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, acompañado de las números uno socialistas por la provincia al Congreso y al Senado, Trinidad Jiménez y Pilar Serrano, respectivamente, subrayó ayer su apuesta por la educación, como eje del futuro de la región. Ante un auditorio conformado por unos 150 representantes de la comunidad educativa malagueña (con profesores de Primaria, Secundaria y Universidad, entre otros), confesó que su gran "obsesión" en el momento actual es "la igualdad de oportunidades".

Si bien mostró su apoyo a la firma de pactos por la educación con el resto de partidos, fue claro al señalar su negativa a "retirar de la contienda política la igualdad de oportunidades, que se hace con una educación pública". Griñán, sometido a la interpelación de algunos de los asistentes, valoró el papel de los profesores y maestros, sobre los que, a su juicio, existe "una carga muy pesada", ya que hay familias que "han delegado la educación en la escuela".

Preguntado por las aulas prefabricadas que se mantienen en muchos municipios, fue taxativo: "Es una estupidez, un debate falso decir que se van a eliminar todas". El presidente andaluz apostilló que "siempre habrá", aunque como soluciones temporales.

En cuanto a la sanidad, el PSOE defendió ayer el actual sistema público y gratuito y advirtió de que si el PP gana las elecciones se producirán recortes presupuestarios que, en Málaga, provocarán el despido de más de 3.000 profesionales y el cierre de 50 centros de salud. La cabeza de lista a la Cámara Baja, Trinidad Jiménez, señaló que su partido "lleva muchos años construyendo una sanidad universal y de extraordinaria calidad" y denunció que los recortes en comunidades autónomas donde gobiernan los populares suponen "una merma muy fuerte dirigida a los pacientes".

Jiménez, acompañada por Pilar Serrano y por el secretario general de los socialistas malagueños, Miguel Ángel Heredia, protagonizó un reparto de folletos en defensa de la sanidad pública en Andalucía a las puertas del CARE José Estrada de Málaga, iniciativa que se llevó a cabo de forma en otras ciudades.

"Nuestro sistema sanitario ha sido siempre un referente a nivel internacional, tanto por la cartera de servicios como por los excelentes profesionales", dijo la también ministra de Asuntos Exteriores, que añadió: "Los socialistas vamos a seguir apostando por la sanidad pública". Como ejemplo, aludió a Andalucía, donde "estamos manteniendo esa gran defensa de nuestra sanidad pública". La candidata al Senado por Málaga alertó de que si en Andalucía se llevaran a cabo las políticas que se han puesto en práctica en otras regiones gobernadas por el PP, como Castilla-La Mancha, la provincia tendría "3.500 profesionales menos, cerraría medio centenar de centros sanitarios y tendría 500 camas menos".

Serrano aclaró que su partido "no va a hacer ningún recorte en sanidad", sino que apostará por medidas que garanticen más presupuesto, como aumentar en un 10% el impuesto sobre el tabaco y el alcohol o la eliminación de las exenciones fiscales de aquellos que opten por la cobertura de una sanidad privada. A través de estos caminos, los socialistas calculan una recaudación de unos 1.000 millones de euros, cuantía que se destinará íntegramente a mejorar la sanidad pública.

En esta misma línea, el secretario provincial del PSOE denunció que el PP "quiere hacer negocio con la salud", a diferencia de su partido, del que destacó que ha previsto un presupuesto para la Junta de Andalucía para 2012 de 9.400 millones de euros en sanidad. Como resultado de esta apuesta, Heredia resaltó que sólo en Málaga se hacen chequeos gratuitos a más de 160.000 mayores y más de 16.000 niños de menos de un año se beneficiarán de medicamentos gratuitos, a lo que sumó la atención bucodental gratuita.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios