Elecciones Generales 2011

Los candidatos no aportan propuestas ni discusiones en el debate de Canal Sur

  • El rígido control del tiempo obliga a los participantes a ceñirse al guión · El desempleo, el protagonista.

Pocas novedades aportó el debate mantenido ayer en Canal Sur por los candidatos de los tres principales partidos. Los argumentos fueron los mismos que  Rubalcaba y Rajoy y el encuentro, por lo menos, sirvió para darle participación a IU, habitualmente ninguneada. Y consciente de  su oportunidad, su cabeza de lista, Raúl García,  fue quien más propuestas lanzó.

Comenzaron hablando de economía y empleo, lo que la candidata del PP, Concha de Santa Ana, aprovechó para lanzar datos (130.000 parados, 50.000 familias por debajo del umbral de la pobreza...) que no por sabidos dejan de ser contundentes.

Raúl García alegó que la crisis la están pagando quienes  no la han generado y Martínez Olmos acusó a los populares de utilizar el desempleo "como trampolín para llegar a la Moncloa" y recordó que allí donde ha habido un "giro a la derecha" tampoco se crea empleo.

En su segunda intervención, García apuntó que todas las reformas que se han propuesto tienen los mismos defectos: "Flexibilizan el despido y abaratan la mano de obra", y a renglón seguido propuso recetas como la rehabilitación de viviendas, desarrollo de la agricultura, atención a las personas mayores, escuelas para niños de hasta tres años... De esa forma se podrían crear hasta 700.000 empleos directos y un millón indirectos. "Costaría 40.000 millones, que podríamos financiar casi en exclusiva atacando el fraude fiscal".

Había llegado el momento de hacer propuestas. Martínez Olmos  se comprometió a abaratar las contrataciones, modificando el régimen de la Seguridad Social de las empresas de menos de 50 trabajadores, y a aumentar los impuestos a las grandes fortunas, así como a apostar por empresas innovadoras como las que están en el PTS.

Concha de Santa Ana  sacó a colación la necesidad de hacer una reforma fiscal que aliente las contrataciones "porque los pequeños negocios son los que crean empleo". Remató criticando al PSOE por haber hecho lo contrario, con el Metro como ejemplo. 

Más anodino fue el bloque dedicado a sanidad, educación y políticas sociales. El candidato del PSOE acusó a los populares de dar cada vez más espacio al sector privado  y aseguró que los socialistas son los únicos que pueden garantizar unos servicios públicos de calidad y unas pensiones, que ve "amenazadas" si las gestionan sus rivales. Concha de Santa Ana respondió que no está en su ánimo hacer recortes y Raúl García  defendió un sistema "en el que las personas estén por delante de la economía", añadió que no hay "ningún argumento" que justifique la jubilación a los 67 años y abogó por reformar la Consititución para fijar un gasto mínimo del 10% del PIB para políticas sociales y hasta sacó tiempo para criticar el sistema universitario "mercantilista" simbolizado en el Plan Bolonia.

En el tercer bloque, Concha de Santa Ana y Martínez Olmos discutieron de forma estéril sobre el estado de las infraestructuras en tanto que García recordó antiguas (y desatendidas) plegarias como el tren a Motril y, en su único lunar, preguntó si alguien sabía el nombre de los diputados granadinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios