Elecciones Generales 2011

Cuatro años de nada... nuevo

  • Los grandes partidos coinciden en centrar sus propuestas en la creación de empleo. Los programas se limitan a iniciar los estudios necesarios de nuevas infraestructuras y a terminar lo ya comenzado

Si la cosa no cambia mucho, y no tiene pinta, a Málaga le va a ocurrir en los próximos cuatro años de legislatura como al obrero de la construcción que afanado en la tarea de poner ladrillos jornada a jornada se encuentra con un parón en su actividad, sin más hormigón que extender, y al que no le queda más que mirar cómo la promotora para la que trabaja estudia otros proyectos. Y a eso justamente parece que dedicarán el PSOE y el PP, sea el que sea que salga ganador en las urnas, el mandato que se inicia tras el 20-N: a proyectar, a analizar, a estudiar qué hacer tras el boom de las infraestructuras que ha vivido la provincia en los últimos dos mandatos.

Esta realidad queda de manifiesto al observar el programa socialista para la provincia de Málaga y las líneas de acción apuntadas en los días previos por los dirigentes populares que ya vaticinan que, como hace 16 años, les tocará poner la maquinaria en marcha para idear nuevas obras a ejecutar. Los dos grandes partidos, en cualquier caso, coinciden en apuntar a la creación de empleo como el principal y casi único objetivo a cumplir. La tasa del paro en la provincia, que supera los 189.000 desempleados, está inscrita en letras de fuego en los todos y cada uno de los argumentos de la campaña.

En el caso del PSOE, las cabezas de cartel al Congreso, Trinidad Jiménez, y alSenado, Pilar Serrano, así como por el secretario general de la formación en la provincia, Miguel Ángel Heredia, se encargaron ayer de presentar un programa con pocas novedades respecto a lo ya impulsado en los ejercicios pasados por la Administración central o respecto a lo que este mismo partido prometió en la campaña de las anteriores elecciones.

Parte de los elementos del listado tiene dos palabras que se repiten: "estudio" y "proyecto". Términos que se aplican a modo de prefijo a actuaciones como la segunda ronda este de la provincia, la autovía entre Antequera y Ronda, la creación de una línea de Cercanías que llegue hasta el Valle del Guadalhorce y al Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y el impulso del muelle 10 del puerto, aumentando su capacidad crucerística.

Se da la circunstancia de que la propuesta de la nueva circunvalación este supone una merma respecto a lo que casi cuatro años atrás prometió la entonces candidata socialista y exministra de Fomento  Magdalena Álvarez que aludió a la necesidad de desarrollar los estudios y proyectos necesarios para una segunda ronda este y una tercera ronda oeste. Heredia justificó esta reducción en los análisis ya realizados por Carreteras.

El plan de acción insiste en concluir infraestructuras que ya tendrían que estar operativas y que acumulan un retraso evidente. Es el caso del soterramiento de San Pedro, la recuperación del Palacio de la Aduana (cuya apertura se prevé para 2013), el acceso norte al aeropuerto y el carril bus-VAO entre el Martín Carpena y Torremolinos. O de la desaladora de Mijas, adjudicada a finales de 2008 pero cuya obra sigue sin iniciarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios