Elecciones Generales 2011

Rubalcaba prohibirá el pago en efectivo de facturas superiores a 3.000 euros

  • El candidato socialista se ha comprometido igualmente a elevar de 5 a 10 los años para que prescriban los delitos fiscales.

Comentarios 22

El candidato del PSOE para las elecciones del 20-N, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha comprometido a, si gobierna, elevar de 5 a 10 los años para que prescriban los delitos fiscales y prohibirá el pago en efectivo de las facturas por encima de los 3.000 euros. 

Rubalcaba ha adelantado estas promesas electorales en un acto con tuiteros a través de twitcam desde la sede socialista de la calle Ferraz, en Madrid. El candidato ha escrito personalmente el primer tuit, dando comienzo al acto, y luego se ha sometido a una twitterentrevista, en la que Rubalcaba ha tenido 9 segundos para contestar a las preguntas que le han planteado los internautas a través de la red social de los 140 caracteres, siempre y cuando hayan puesto la etiqueta #yorespondo

Dado el poco espacio que tiene Twitter, sus respuestas han tenido que adaptarse, de manera que cuando le han preguntado por la entrevista con ETA que publica el diario Gara sólo ha podido decir: "Lo único importante es que esta es la primera campaña electoral sin violencia". 

También ha sido interrogado sobre la transparencia que debería haber en las partidas de la Casa Real y ha considerado que "todos los presupuestos se examinan en el Congreso y todas las partidas se examinan en el Congreso y se votan en el Congreso. 

Rubalcaba asegura que no se irá como Almunia

El candidato del PSOE ha garantizado que no abandonará sus responsabilidades políticas en la noche del 20-N como hizo en el año 2000 Joaquín Almunia, cuando los socialistas se quedaron sólo con 125 diputados. "No, eso no", ha zanjado al ser preguntado por esa posibilidad en el encuentro con los internautas. Ha dejado claro que sea cual sea el resultado no piensa renunciar esa noche si el resultado es muy adverso. "Esa noche no me iré", ha zanjado. 

Sin embargo, no ha querido adelantar cuál sería su actitud si eso ocurriera y ha insistido en que, de ser así, comunicará su decisión el 21, el 22, el 23 ó el 24, porque es "una persona reflexiva". En cambio, se ha negado a que se le considere "inhabilitado" para seguir en primera línea de la política si hay una debacle, porque ese es "un término muy duro". 

"Tenemos tiempo de hablar de todo eso; ahora estoy corriendo la recta final y recortando terreno", ha dicho, y ha argumentado que los partidos tienen forma de saber lo que está pasando y que, además, él está percibiendo en su gente y en la sociedad que el PSOE está "recortando" distancias con el PP. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios