Málaga

Izquierda Unida le pone marcha al cierre de una campaña que cree que la ha fortalecido

  • La coalición subraya el reencuentro con la militancia y la incorporación de los "desencantados"

Izquierda Unida despidió anoche la campaña electoral con una fiesta en los Baños del Carmen en la que se elogió a la militancia creciente de la formación y, sobre todo, se puso se relieve el trabajo que estará por hacer a partir del 20 de noviembre en defensa de los derechos sociales.

El candidato al congreso de IU, Alberto Garzón, ya febril y con la voz mermada, subrayó que mientras populares y socialistas ya no tienen capacidad para atraer capital humano porque han perdido el poder motivar, la coalición de izquierdas concluye la campaña electoral "más fuerte" porque ha sido capaz de recoger "a los desencantados". "Ahora somos más y ahora importamos todos", dijo ante un auditorio numeroso y variopinto, en el que se codeaban muchos jóvenes con algunos militantes históricos.

Pedro Moreno Brenes, candidato al Senado y portavoz municipal en Málaga, también se congratuló por reencontrarse con "gente que hacía tiempo que no veía" junto a otros recién incorporados a la formación. A todos les pidió que continúen su reflexión "en voz alta" hasta el mismo momento de depositar la papeleta en las urnas.

El cierre de campaña de Izquierda Unida, en el que Amanda Meyers instó a que sea la "mayoría social" la que gobierne la economía, fue sobre todo un acto de agradecimiento a los militantes y simpatizantes que han colaborado en las tareas electorales "con desinterés y altruismo", en palabras del secretario provincial, José Antonio Castro.

Para ellos estaba reservado el local de los Baños del Carmen, donde el grupo Boleros Imperfectos puso su pizca de humor e ironía antes de que los Ramírez Brothers Band convirtieran las últimas horas de la campaña en una fiesta jazzística.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios