Elecciones Generales 2011

IU busca el voto rebelde en los restos que disputa al PP en tres provincias

  • La caída del PSOE puede dejar la pelea por los últimos escaños en muchas provincias entre PP e IU · Donde hay más opciones: Cádiz, Granada y Córdoba

Huelva, Almería y Jaén siempre fueron provincias que se le resistieron a IU. Y esta vez no parece que vaya a ser distinto. Por las cinco restantes sí obtuvo escaño en alguna consulta. Después de dos legislaturas de castigo, fruto de una Ley D´Hont que les perjudica, liderazgos lastrados por las guerras internas y el bipartidismo imperante, ahora parece que estas siglas pueden volver a respirar en Andalucía y recuperar el espacio perdido en, al menos, dos de ellas. Dan por hecho que recuperan el escaño en Sevilla, uno de sus graneros más importantes, y están muy seguros de sus opciones en Málaga con la candidatura liderada por uno de los rostros visibles del 15-M, Alberto Garzón. Donde se la jugarán en un mano a mano con el PP será en Cádiz, Granada y Córdoba.

En estas tres provincias la clave está en los llamados restos. La debacle que las encuestas vaticinan para el PSOE hará que ese último escaño que queda siempre en el aire se juegue por unos pocos votos entre PP e IU. Aquí es donde el partido que lidera Cayo Lara va a volcarse, porque puede superar esos ocho escaños que les da el último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Los datos que manejan en IU le dan una horquilla de entre 9 y 14 diputados. El noveno se arrancaría en Zaragoza -IU va en estas generales con Chunta Aragonesista, coalición que no se ha tenido en cuenta por el CIS -, otros dos podrían estar entre Alicante y Valladolid, y los tres que faltan hasta 14 estarían en territorio andaluz. En definitiva, como bien resume el secretario de Organización de IU en Andalucía y coordinador de campaña, José Luis Pérez Tapias, "los restos van a ser fundamentales".

Lo único que podría chafar el que IU volviera a tener un grupo parlamentario y con peso sería lo que pudieran restar algunos partidos minoritarios, como Equo. Según Pérez Tapias, esos escaños en liza pueden disputarse a veces por cantidades tan bajas como un centenar de votos, y es aquí donde IU puede ser víctima colateral de este tipo de formaciones -a Equo se le ofreció concurrir en coalición junto a otra docena de fuerzas-. En el caso de Cádiz tendría un efecto mayor, ya que, por pérdida de población, esta provincia tiene un aforado menos que en la anterior consulta, precisamente el que IU siempre obtuvo hasta las generales de 2000. De darse ese escenario favorable de desplome socialista, aunque difícil, la configuración de la provincia podría quedar en cuatro diputados del PP, tres del PSOE y uno de IU.

Las expectativas en Granada van al alza y se confía en el acierto del cabeza de lista, Raúl García, un candidato vinculado a los movimientos sociales, la universidad y el 15-M, que cuenta como padrino con el poeta Luis García Montero, que le presta su apoyo como número tres. Y las esperanzas en Córdoba están en que es la provincia donde más porcentaje de votos le da el CIS: un 10%. Este factor puede ser decisivo junto al fichaje de Rosa Aguilar por el PSOE, que pese a ser un valor al alza en Madrid no lo es tanto en su tierra. Tal vez ese escaño que alguna vez ocupó bajo las siglas de IU, ahora no lo gane con el PSOE y se lo devuelva.

Ante estas quinielas, IU se pone las pilas para hacer su llamada al voto útil. Un voto de rebeldía, como reclama su lema de campaña, que no se quede en casa, que no sea blanco o nulo, opciones que sólo benefician a los dos grandes. "El mensaje es que IU es el voto más útil. Si el PSOE está ya hundido, para frenar al PP el voto más útil, por programa e ideología, es IU. Porque con pocos votos más se le resta al PP", argumenta Pérez Tapias.

Aunque esa petición de rebelión en las urnas pudiera sonar a toque de atención a los indignados, lo cierto es que el término ya lleva dos campañas en su cartelería y también en su programa hay de lo que en las asambleas del 15-M se discute. IU busca el electorado que crea en esa desobediencia materializada en la combinación "calle e institución, propuesta y protesta" y que, como resume Pérez Tapias, vaya "contra las desigualdades" generadas por la "derecha" que representan tanto PSOE como el PP: el primero "por abrir la puerta" a políticas conservadoras, en especial en los aspectos económico-laborales, y el segundo por querer dar ya la "vuelta de tuerca".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios