Elecciones Generales 2011

González insinúa que Rajoy no hace campaña hoy porque está viendo el fútbol

  • El ex presidente del Gobierno ve en el discurso de Rajoy "una utopía regresiva del siglo XIX" y se ofrece a Rubalcaba para "ganar la batalla de la crisis y la del futuro"

Comentarios 10

El ex presidente del Gobierno Felipe González ha arremetido duramente contra el líder del PP, Mariano Rajoy, a quien ha criticado por "su indolencia, su capacidad de reposo, su aire de casino del siglo XIX jugando la partida", y ha insinuado que este domingo no hace campaña porque está viendo al Real Madrid.

González ha arropado en un mitin, por segundo día consecutivo, al candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, en este caso en Valencia, junto al secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte.

Durante buena parte de su intervención se ha centrado en Rajoy y en su proyecto político y ha señalado que el cambio que propone es "el salto patrás, que dicen en México, una utopía regresiva, no del siglo XXI, sino del siglo XIX".

"Cuando ayer veía el rostro a Rajoy (por televisión) me decía no puede ser que esto sea el futuro y yo el pasado", ha apostillado.

De esta forma ha hilado los reproches que, según ha narrado, escuchó en "la caverna" mediática por el hecho de que Rubalcaba haya recurrido a él durante la campaña electoral.

"Ayer la caverna decía que Alfredo recurría al pasado; el pasado fui yo. Pero los líderes europeos no se han enterado de que soy el pasado y me ofrecieron ser presidente del grupo de reflexión para definir el futuro de Europa", ha ironizado.

Y ha ido más allá con la broma al anotar: "Creo que pensaron en Aznar, pero como la mayoría es conservadora, no hubo consenso".

Felipe González ha insistido en que no sólo está apoyando a Rubalcaba, sino que está "a su disposición y a su servicio para ganar la batalla de la crisis y la del futuro".

Así las cosas, se ha negado a representar el pasado, antes de preguntarse si Rajoy representa el futuro, pero "el futuro pluscuamperfecto".

Un futuro en el que González ve a Rajoy en una tumbona en Santa Pola, cerca del Registro de la Propiedad, porque duda el ex presidente de que el líder del PP "en algún momento se haya enterado de los desafíos de España, de Europa y del mundo".

"Pero llámale a ver cómo va el Real Madrid", ha añadido entre las risas de los asistentes, unos 10.000, según la organización, al insinuar que Rajoy está viendo el partido del Real Madrid por televisión y no preparando el debate con Rubalcaba.

También ha tenido duras palabras para el director del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez, un "desvergonzado" y un "manipulador" con el que "nadie se atreve a meterse" porque "todo el mundo le tiene miedo".

"¿Qué poder tiene ese individuo que hace un periódico que no es El Mundo, sino el inmundo?", ha cuestionado.

Su intervención ha sido interrumpida por un grupo de prosaharauis, a quienes González ha recordado que el 80 por ciento del dinero para sostener los campos de refugiados procede del Gobierno español.

También le ha interrumpido un grupo con una pancarta en la que se leía "PP-PSOE Traición al pueblo", a lo que González ha respondido que si él tiene libertad para expresarse, se la concede también al resto.

El expresidente ha insistido en que la crisis económica es global, y ha considerado que Rubalcaba es el único capaz de hacer frente a la crisis porque la entiende, "no es indolente", "trabaja más horas que tiene el día", y porque en aquellos ministerios por los que ha pasado "se ha notado que estuvo".

Frente a eso, ha dicho, Rajoy ha estado en cinco ministerios y "no hizo nada" y tampoco lo hará si gana las elecciones porque, según ha dicho, cuando le oye decir que va a rebajar impuestos, mantener el gasto y reducir el déficit, piensa que debe tener "otro primo, esta vez economista, que tiene un criterio parecido al del cambio climático".

González ha asegurado que si Rajoy gana las elecciones hará lo mismo que el Gobierno portugués, que por no llevar la contraria a Alemania está dispuesto a renunciar a unos eurobonos que en España permitirían ahorrar 14.000 millones de a euros, y en Portugal, tres veces más.

González ha afirmado que de la crisis no se saldrá deteriorando ni la educación ni la sanidad porque eso es como si en un país cuya riqueza es el petróleo, se le prendiera fuego, y la derecha, ha dicho, "propone darle fuego a la educación y sanidad pública".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios