Elecciones Generales 2011

Chaves urge a la unión de la izquierda en torno al PSOE para restar votos a IU

  • El dirigente socialista estrena en esta campaña la llamada a la concentración de voto y desacredita a IU tras lo ocurrido en Extremadura · Valderas ataca la pereza de Guerra

El adversario del PSOE no es sólo el PP, sino también las fuerzas minoritarias de izquierda. La queja de los socialistas de que la derecha vota unida y la izquierda dividida es habitual en campaña y en ésta aún no había tomado protagonismo. En un momento en que las encuestas pronostican un batacazo histórico del PSOE el 20-N y un ascenso en las aspiraciones de Izquierda Unida, fue el vicepresidente del Gobierno y presidente federal del PSOE, Manuel Chaves, quien ayer dio la voz de alarma sobre el fuego amigo.

Chaves, que lleva una intensa agenda por la provincia de Cádiz como número uno del PSOE al Congreso -ayer visitó Bornos, Algar y El Bosque-, reclamó que el voto de la izquierda se una detrás del PSOE, que es "el único que puede frenar a la derecha".

Se está acercando el "día clave" de las elecciones, por lo que Chaves pidió que "el voto de la izquierda, el voto progresista, se una detrás del PSOE, que es el único partido que puede frenar a la derecha en Andalucía y en España".

Hay otras opciones de izquierda que "son muy respetables", admitió, pero "no son una alternativa a la derecha". "Ha ocurrido en muchas ocasiones que esas otras opciones de izquierda lo que han hecho es abrirle la puerta a gobiernos de la derecha, como ha ocurrido, por ejemplo, en Extremadura y en algunos ayuntamientos de la provincia de Cádiz".

Chaves orientó este mensaje hacia los indecisos, sobre un 30% de los españoles a los que el PSOE quiere convencer en esta recta final de la campaña, sobre todo a aquellos que en otras ocasiones han votado a opciones de izquierda. "Quedarse en casa es favorecer las opciones que tiene la derecha", alentó.

A este colectivo desencantado también se dirigió ayer IU en calidad de "la fuerza que puede frenar al PP para que no tenga mayoría absoluta en Andalucía y en España", dijo el candidato de IU por Sevilla, José Luis Centella. El izquierdista apeló a "esa gran mayoría de andaluces progresistas y de izquierdas que ahora están muy cabreados con el Gobierno", que "votaron el PSOE y que ahora están escondidos, engañados y avergonzados". A ellos, les instó a que el 20 de noviembre "no se queden en casa, porque los de derechas van a votar todos".

El cabeza de lista de IU, al que las encuestas le predicen un escaño en el Congreso, señaló que la formación incluso podría conseguir dos por esta provincia. También abogó por que los diputados sean revalidados "a los dos años" de su elección y manifestó su intención de llevar esta proposición a las Cortes.

En la misma línea de declaraciones cruzadas entre PSOE e IU, el coordinador general de IU, Diego Valderas, dijo ayer que Centella "no va a ser un diputado de brazos caídos como Alfonso Guerra [número uno del PSOE por Sevilla], que en cuatro años ha llevado a cabo cero impulsos para esta tierra".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios