Elecciones 2011

El PP consigue la mayoría absoluta en Algeciras y el PSOE se hunde

  • Landaluce será alcalde de Algeciras tras lograr 16 concejales. La lista de España retrocede a 6. IU baja a 3 y el PA renace

Comentarios 67

Algeciras votó ayer por el cambio y le otorgó al PP una holgada mayoría absoluta. La candidatura de los populares logró un resultado histórico al cosechar 16 concejales, lo que permitirá a José Ignacio Landaluce ser investido como el primer alcalde del PP en la historia democrática de la ciudad.

El PSOE, por contra, sufrió un notable batacazo en las urnas al retroceder hasta los 6 ediles -menos de la mitad que hace cuatro años- lo que le condenará a volver en el futuro mandato a la oposición tras estar ocho años en el Gobierno local ostentado la Alcaldía. Un notable paso atrás que convierte al candidato socialista, Rafael España, en el gran perdedor de estas elecciones municipales.  

IU mejoró sus resultados con respecto a 2007, lo que no le valió para mantener el cuarto concejal. La lista de Inmaculada Nieto se quedó finalmente en 3 ediles, lo que le abocará también a despedirse de las funciones de gobierno al igual que sus socios socialistas.

El PA, por su parte, logró renacer de la mano de Hermenegildo González al conseguir 2 concejales. Los andalucistas perdieron toda representación en las anteriores municipales pero en éstas finalizaron la noche electoral como los otros vencedores, salvando las distancias con el PP.

Landaluce no lo tenía fácil dada la anunciada voluntad de los partidos de izquierda de reeditar el pacto para evitar que la derecha se hiciera con la Alcaldía. Pero una amplia mayoría de algecireños decidió darle una oportunidad al PP y romper con la actual etapa de gobierno. Los populares duplicaron los sufragios con respecto a los anteriores comicios (22.463 votos frente a los 11.136 de 2007), lo que supone ganar seis concejales más -en este mandato tenía 10- y rebasar la barrera de los 14 que fija la mayoría absoluta. Más de la mitad de los votantes (un 51,81%) depositaron la papeleta del PP, frente al 28,86% que lo hizo hace cuatro años.

El PSOE se hundió en el recuento y descendió de los 13 concejales que tenía a 6. La lista de España acabó con 8.104 votos (un 18,69%) frente a los 14.739 sufragios (38,20%) que obtuvo en 2007. El voto de castigo golpeó con fuerza a los socialistas, que firmaron el peor resultado desde 1995. El desgaste tras ocho años de gobierno, las luchas internas -que descabalgaron al alcalde elegido en 2007 en su aspiración de repetir como candidato en beneficio del secretario local del partido- o la tendencia nacional pesaron en los electores a la hora de retirarle la confianza a los socialistas.

IU acabó con un sabor agridulce la noche. Mejoró sus resultados en número de votos, pero bajó en un representante al pasar de 4 a 3 ediles. La lista de Nieto acabó con 5.282 sufragios (un 12,18%) frente a los 4.287 votos (11,11%) de hace cuatro años. La experiencia en el Gobierno local le pasó menos factura a IU que a su socio, pero resultó insuficiente para lograr su objetivo de mantener a la derecha fuera de la institución.

El PA, por su parte, retornará a la Corporación tras desaparecer del mapa municipal en 2007. La candidatura de González superó la temible barrera del 5% que otorga representación (acabó con 3.356 votos y el 7,74%) lo que le confirió dos concejales en el salón de plenos. Fue el otro partido que anoche tuvo razones para brindar por los resultados. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios