2011 Elecciones

Bonilla defiende el último gran bastión del PSOE en la provincia

Antonio Bonilla (PSOE) ha vuelto a ganar las elecciones en Vícar con mayoría absoluta aunque dejándose en el camino dos ediles que han absorbido el Partido Popular -pasa a tener ocho- e Izquierda Unida -consigue dos-.

El reelegido alcalde se mostraba en la noche de ayer satisfecho por los resultados obtenidos porque a su juicio "dejan claro que los ciudadanos han sabido valorar el trabajo realizado por el equipo de gobierno a lo largo de los últimos cuatro años". En este sentido, Bonilla ha incidido que a pesar de la victoria "toca seguir trabajando para mejorar día a día Vícar en cuanto a equipamientos, infraestructuras y bienestar y calidad de vida de los vecinos".

Con este resultado, Bonilla se mantiene en la Alcaldía desde el año 1988 con tres mayorías absolutas y una simple, resultados que le dan un importante peso político a este alcalde en el Partido Socialista Obrero Español, al ser el último bastión en el Poniente y también a nivel provincial, ya que se convierte en la única gran plaza en la que los socialistas se mantienen fuertes.

Bonilla, que no podía ocultar su alegría, señalaba a este periódico que su vida iba a continuar siendo igual que hace unas semanas ya que "mañana (por hoy)voy a visitar una obra en la Puebla de Vícar y luego a media mañana tengo visitas en el Ayuntamiento y después daré una rueda de prensa a las 11:30 horas".

El número total de votos emitidos ha sido de 8.622, lo que supone más del 66% de participación, de los que 4.498 han sido para el Partido Socialista, el 53,47% de los sufragios emitidos; 3138 para el Partido Popular, el 37.30%; y 776 para Izquierda Unida, el 9.22% de los votos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios