Economía

Wellness Techgroup acelera su negocio para llegar a 100 millones en tres años

David García Ternero, CEO y fundador de Wellness Techgroup, en la nueva sede corporativa de la tecnológica. David García Ternero, CEO y fundador de Wellness Techgroup, en la nueva sede corporativa de la tecnológica.

David García Ternero, CEO y fundador de Wellness Techgroup, en la nueva sede corporativa de la tecnológica. / Juan Carlos Vázquez

Wellness Techgroup cerrará el ejercicio fiscal 2020-2021 con un a facturación cercana a los 15 millones de euros, lo que supondrá que duplique su último año fiscal auditado, dado en que marzo pasado arrojó un resultado de siete millones de euros. Un crecimiento que prevé acelerar mucho más, dado que ha trazado un plan estratégico para que su cifra de negocio se sitúe en marzo de 2024 en 100 millones de euros.

La tecnológica sevillana, fundada a mediados de 2008 –cuando empezaba la Gran Recesión– por los hermanos David y Víctor García Ternero, Enrique Villa Crespo y un cuarto socio –que no continúa en el capital–, está especializada en el diseño, desarrollo y fabricación de soluciones tecnológicas para smart cities, está inmersa en un proceso exponencial de crecimiento, acelerado desde que entró en su accionariado el grupo indobritánico Enzen.

La apertura a un socio que aportaba muchas sinergias estratégica tenía como objetivo crecer globalmente, recuerda David García Ternero, CEO de la compañía, que actualmente cuenta con algo más de un centenar de empleados, y que hace poco se ha mudado desde La Cartuja al centro de Sevilla, junto al Archivo de Indias.

Aunque ya estaba internacionalizada, con presencia en México, y Suecia, la entrada del socio industrial ha permitido empezar a competir con éxito en los mercados británico, australiano o indio y que esté en fase de implantarse en Puerto Rico y Panamá.

Además de facturar casi 15 millones a 31 de marzo, la previsión de la compañía, destaca su CEO, es llevar la cartera de contratación hasta los 50 millones de euros.

El plan estratégico que está permitiendo esta aceleración del negocio explota tres líneas principales dentro de sus soluciones para ciudades inteligentes. Por un lado, la de smart energy, en la que la tecnológica andaluza tiene ya acreditada una trayectoria de éxito como gestora de sistemas de alumbrado público, dado que tiene bajo supervisión un millón de luminarias en 300 ciudades telegestionadas. “Diecisiete de ellas de la mano de  Endesa, un partner que ha sido muy importante de la compañía”, destaca García Ternero, que explica que en esta línea de negocio están trabajando en dar una oferta integral.

Las ciudades que adoptan sus sistemas logran ahorros de entre el 60% y el 70% del consumo. Son, además, “soluciones financiadas, que permiten usar el ahorro a conveniencia y no tener que hacer una fuerte inversión inicial”, enfatiza el CEO.

La segunda línea de negocio es la de smart waste, para conseguir ciudades más limpias. Gracias a sensores de llenado de papeleras y contenedores, permite a los ayuntamientos o a sus concesionarios optimizar rutas para la recogida de residuos.

En este línea, la empresa ha creado nueva compañía filial, Wellness Tech Sustainnability y la marca WTS Horizon, para trabajar en el ciclo integral de la recogida de residuos, aplicando tecnología para ganar eficiencia. 

La tercera línea está centrada en la seguridad y la ciberseguridad, un negocio que García Ternero augura “que va a ser muy importante”.

En el plano de la ciberseguridad, se trata de asegurar la red de sensores que despliegan las ciudades para que no se conviertan en una vulnerabilidad. Para ello han creado la marca Iris Sentinel. una propuesta para dar seguridad integral. En el plano de la seguridad, ofrecen protección al ciudadano usando la tecnología ya desplegada como un ecosistema, con botones de pánico, mejora de la iluminación o activación de alarmas a servicios de urgencia como algunas de las aplicaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios