Economía

El Gobierno no compensará las pensiones con el IPC

  • El Ejecutivo subirá en 2013 el 2% las pensiones inferiores a 1.000 euros y el 1% las superiores a ese importe, en lugar del 2,9%, dato del IPC de noviembre, como establece la ley. Además, usará otros 4.000 millones del fondo de reserva.

Comentarios 149

El Gobierno no compensará a los pensionistas por la desviación de precios de este año ante la "difícil" situación económica y la prioridad de seguir avanzando en la reducción del déficit público, según han anunciado este viernes la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la ministra de Empleo, Fátima Báñez. La decisión del Gobierno español tendrá un impacto en 2013 de en torno al 0,5% del PIB, según afirmó el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn. "La decisión muestra que el Gobierno español está totalmente comprometido a cumplir sus objetivos presupuestarios", señaló Rehn en unas declaraciones a un grupo de periodistas. Rehn añadió que espera que España cierre el actual ejercicio ejercicio con un déficit público de alrededor del 7%.

Tanto la vicepresidenta como la ministra han afirmado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el Ejecutivo "no puede" asumir una compensación a los pensionistas del 1,9%, que es la diferencia que media entre la subida aplicada este año (1%) y el IPC interanual de noviembre, cuyo dato adelantado se ha situado en el 2,9%. Por este motivo, el Gobierno ha decidido suspender la compensación en el ejercicio 2012 exigida por la ley "porque es el año más duro de la crisis", según ha indicado la ministra, que ha explicado que esta medida se ha incluido en el Real Decreto-ley de medidas de consolidación y garantía del sistema de la Seguridad Social aprobado este viernes por el Gobierno.

La vicepresidenta y la ministra han informado además de que las pensiones subirán, con carácter general, un 1% para el próximo año, tal y como estaba previsto en los Presupuestos Generales del Estado, salvo las inferiores a 1.000 euros mensuales, que se incrementarán un 2%. El coste global de la subida será de 1.513 millones de euros, según Báñez. La ministra ha precisado que 6,6 millones de pensionistas, el 70% del total de perceptores, tienen pensiones inferiores a 1.000 euros, por lo que verán incrementada su prestación un 2% en 2013, mientras que el resto, casi 2,4 millones de perceptores, tendrán una subida del 1%.

Báñez ha querido mandar "un mensaje de tranquilidad" a los pensionistas porque sus prestaciones "están garantizadas". Báñez se ha mostrado convencida de que los pensionistas "sabrán valorar" que el Gobierno del PP está actuando de manera "responsable" y que apoya al colectivo. De hecho, ha recordado, la partida de las pensiones es, junto a la de los intereses de la deuda, la única que se incrementa en los Presupuestos del Estado del próximo año "por decisión exclusiva del Gobierno".

La ministra ha recordado que el Ejecutivo ya subió las pensiones un 1% este año, cumpliendo su compromiso con los pensionistas, y que ha procedido a culminar la separación de fuentes de financiación de la Seguridad Social, que permitirá que las pensiones no contributivas se financien con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y no con cargo a las cotizaciones, que soportarán únicamente el coste de las pensiones contributivas.

El Gobierno usará otros 4.000 millones del fondo de reserva para pagar pensiones

Sáenz de Santamaría ha anunciado que el Ejecutivo modificará las condiciones y objeto del fondo de reserva para poder disponer de 4.000 millones de euros hasta final de año y abonar las pagas de diciembre de los pensionistas que incluyen la extra de Navidad. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha dicho que el Gobierno ha tomado esta determinación para hacer frente a las necesidades generadas por la situación económica actual.

Hasta ahora, la ley sólo permitía disponer de un máximo del 3% de la denominada hucha de las pensiones cada año, porcentaje que ya se ha utilizado en 2012 después de que el pasado 27 de septiembre el Gobierno autorizara -por primera vez desde que se creó el fondo- el uso de 3.063 millones. Fátima Báñez, por su parte, se ha referido a la "grave" crisis económica en cinco años, que ha supuesto una pérdida de casi tres millones de cotizantes.

Bañéz ha recordado que la Seguridad Social tuvo déficit el año pasado, una situación "heredada" que ha empeorado y que se ve agravada en diciembre cuando hay que pagar dos mensualidades, la paga ordinaria y la extraordinaria, que supone un gasto de 15.000 millones de euros. La ministra ha subrayado que lo que recoge el real decreto aprobado es un cambio normativo que "levanta" temporalmente, hasta 2015, la limitación del 3% anual que establece la ley que regula el fondo de reserva, para atender las tensiones de liquidez. Además, ha recalcado que se utilizará sólo para financiar el pago de las pensiones contributivas como establece la ley.

El PSOE cree que es "cruel" y los economistas lo defienden

El PSOE ha calificado de "cruel" y "especialmente grave" la medida porque afecta a los mayores, según su secretario de Organización, Óscar López, quien ha solicitado la comparecencia urgente del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados para que explique su decisión.

También CCOO y UGT se han mostrado en contra de la decisión. Para el secretario general de UGT, Cándido Méndez, es "muy mala noticia" y ha adelantado que estudiará junto con CCOO y la plataforma social si se movilizan contra la medida. El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha considerado "profundamente injusta" la decisión y ha advertido de que esta medida además de ineficaz, profundizará la recesión y acelerará el que se llegue a los seis millones de parados. Además, el secretario confederal de Seguridad Social de CCOO, Carlos Bravo, ha dicho que la no revalorización de las pensiones repercutirá negativamente en el consumo que actualmente ya está "deprimido".

Sin embargo, la mayoría de analistas consultados están a favor de que las pensiones no se revaloricen con la inflación. El director de la cátedra de Relaciones Laborales del IESE, Sandalio Gómez, ha dicho que ve bien que, en estos momentos, no se actualicen las pensiones, y ha calificado de "prudente y acertado" que en 2013 suban el 1% y el 2% las inferiores a 1.000 euros. Para el economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, "no tiene sentido" recortar el gasto en Educación y gastarlo en pensiones y, según ha dicho, cuando todos los ciudadanos pierden capacidad adquisitiva, también deben perderla los pensionistas. También el director de análisis económico del IE Business School, Rafael Pampillón, es contrario a la revalorización, y considera que sería "una locura" y haría "inviable e insostenible" el gasto de la Seguridad Social.

El PP dice que cumple "a rajatabla" su programa

El portavoz adjunto del PP en el Congreso Rafael Merino considera que el Gobierno está cumpliendo "a rajatabla" el compromiso electoral de los populares porque va a subir las pensiones, aunque haya suspendido de forma excepcional la revalorización que por ley tienen estas prestaciones. Merino ha defendido la medida tomada por el Consejo de Ministros, y se ha mostrado convencido de que "la inmensa mayoría de los pensionistas están enormemente agradecidos al Gobierno de Rajoy" porque sus prestaciones van a subir.

Es uno de esos días, ha dicho el diputado popular, en que las cosas se pueden ver de forma positiva o negativa, y "el PP no tiene más remedio que tomárselo en tono muy positivo". "Dirán que vivimos ajenos a la realidad, pero la realidad de los acuerdos del Gobierno es que tanto en 2012 como en 2013 se le ha subido la pensión a todos los pensionistas", ha insistido Merino, quien ha contrapuesto esta política a la del PSOE, que "subió las pensiones un 0%". Por eso, en su opinión, hay dirigentes socialistas que tienen "la cara como el cemento", porque critican que no se revaloricen las pensiones cuando ellos "no ingresaron en el Fondo de Reserva de la Seguridad Social excedentes por 14.000 millones en los años 2008 y 2009" y en 2011 "dejaron la Seguridad Social en números rojos con un agujero de 7.700 millones de euros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios