Frederic Vieuxmaire | Responsable del Desarrollo de Negocio de Smart City y Turismo de Telefónica

  • Telefónica desarrolla una plataforma para obtener datos de un destino y poder compartirlos y analizarlos

“Ahora es el momento de digitalizar el sector turístico porque hay muchos fondos”

Frederic Vieuxmaire (París, 1974), durante la entrevista, el pasado miércoles, en Sevilla. Frederic Vieuxmaire (París, 1974), durante la entrevista, el pasado miércoles, en Sevilla.

Frederic Vieuxmaire (París, 1974), durante la entrevista, el pasado miércoles, en Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Escrito por

· Alberto Grimaldi

Redactor jefe de Andalucía y Panorama

–¿Cuál es la visión que tiene Telefónica respecto al sector del Turismo y qué importancia le da a la digitalización de este sector?

–Los tres elementos importantes que vemos en la digitalización del turismo es, primero, el turista, que está cada vez más conectado y exige más servicios desde su móvil, que sean personalizados y pueda interactuar con el destino, comprar servicios y poder comparar. Y todo eso con el objetivo de tener una mejor experiencia de usuario. En segundo lugar, la digitalización de los destinos a través de la incorporación de la tecnología para gestionarlos de forma más eficiente, reducir la huella de carbono o básicamente utilizar soluciones IoT con las que conectar la ciudad y poder ofrecer esos servicios a los ciudadanos, de manera que ponga en valor el sector turístico.

–¿Habrá dos vertientes, una por parte de las instituciones públicas del destino turístico y otra por las empresas que operan en ese destino?

–Sí. Por un lado, hay una apuesta decidida por parte del Gobierno y ahora por parte de fondos de Next Generation de impulsar esa digitalización del destino a través del sector público. Y por otro lado, los actores turísticos que tienen que también que digitalizarse. Cada uno según el grado de madurez tecnológica que tiene, porque al final es muy diferente entre un hotel pequeñito o un restaurante, o una cadena hotelera o una compañía aérea. Cada uno tiene un camino a recorrer según el nivel de madurez.

–En esa realidad heterogénea, ¿cómo pueden digitalizarse los destinos, empezando por las propias ciudades?

–Lo que está pasando ahora es que hay proyectos de transformación digital integrales donde dependiendo del caso de uso que tiene cada ciudad se enfocará a una línea u otra. Me explico. Por ejemplo, una ciudad como Sevilla, una gran urbe patrimonial, tendrá ciertas necesidades y otra ciudad como Torremolinos o Benidorm, que son destinos de sol y playa, tendrán otras. Que pueden ser distintas a las que tenga unas islas, caso de Baleares o de Canarias, que cada una tiene su propia necesidad. Al final consiste en conocer cuáles son las necesidades que tiene cada uno de los destinos y, a partir de ahí, decidir cuáles son las soluciones que se pueden aplicar.

–La digitalización entendida correctamente, la incorporación de procesos que ayuden a agilizar trabajos que son repetitivos, como hacer el check in digital, pero ¿está todavía el sector lejos de avanzar en ese sentido?

–Hay varias tecnologías que se están integrando en el abanico de soluciones turísticas, cada una con un grado de madurez diferente. Básicamente, para un proyecto de destino turístico inteligente a lo que llamamos el IoT (internet de las cosas) es conectar un cubo de basura, un contador de agua de cada a medir con la información que se obtiene la contaminación que genera o la huella medioambiental del destino. Y con esa conectividad IoT se están incorporando nuevas tecnologías como el 5G, por ejemplo, que puede permitir nuevos casos de uso en el turismo. Luego está la inteligencia artificial, como comentaba, para intentar automatizar los procesos y obtener información sin la ayuda humana, en procesos repetitivos, como un check in o distintos elementos con un cierto umbral de un contador. Ese tipo de soluciones. Dentro del turismo hay muchas tecnologías como la realidad aumentada, el 5G o la realidad virtual, que al final permitirán al visitante antes del viaje tener una visita virtual desde su móvil o unas gafas virtuales.

–¿Y diseñar su viaje?

–Sí. Para diseñar ese viaje. Esa fase previa de la visita virtual es un tema importante. Y luego también dentro de la propia visita y como experiencia, puede ser una cosa interesante. Por ejemplo, se está hablando bastante de recreación virtual de, por ejemplo, una catedral donde puedes ver a través de realidad aumentada o gafas de realidad virtual como era en el siglo XIV. Este tipo de cosas pueden ser interesantes.

–¿Los retos a los que se enfrentan las empresas que se dedican al negocio turístico son muy distintos a los de otros sectores?

–El sector turístico es muy dispar. Cada empresa o cada tipo de negocio es bastante diferente.

–¿Diría que una buena experiencia digital es un valor para a para un negocio turístico? Raro es el hotel que no tiene conexión. Pero si se mide la calidad de esa conexión en los hoteles, por ejemplo, suele ser bastante deficiente.

–Al final parece que todo lo que es la calidad de la conectividad casi es obligatorio en hoteles o por lo menos en hoteles de negocio. Y sí, es verdad que hace cinco o seis años era bastante deficiente, pero creo que ahora ha mejorado bastante. Yo creo que estamos más en la fase de poder, por un lado, atraer a los turistas a través de la tecnología, porque permite la desintermediación, que muchas veces dependen de turoperadores, y si crean su propia marca a través de su página web o a través de distintos canales, pueden atraer directamente al turista.

–Se lo pregunto también porque el rey de la tecnología, que hoy por hoy es el móvil, como principal herramienta de conectividad, es algo que incluso para un viaje de ocio el turista va a llevar siempre.

–Es lo que decía al principio, lo primero que debe satisfacer la propuesta del destino es el turista conectado. El turista y el ciudadano en general adquiere información inmediata en su móvil y que puede interactuar con el destino. Y aquí el reto es que si , por ejemplo, quiero reservar mi hotel con mi móvil, luego cuando llegue al hotel poder hacer el check in de forma automática. Incluso abrir la puerta del hotel o interactuar con la televisión, poder comprar, reservar citas, ver las fotos que he hecho durante el día, compartir con redes sociales, etcétera, con el móvil. Pero no todo es tecnológico. Lo importante es que la tecnología ayuda a las empresas y a los destinos. A mejorar la experiencia o la gestión que puedan tener. Pero es un medio, no es un fin.

–Telefónica tiene una plataforma que se llama Thinking City que se basa de tecnología Fiware, ¿qué ofrece esa plataforma?

–Así es. Esta basado en Fiware y cumple dos cosas importantes, la norma UNE 178104, que es la que rige sobre interoperabilidad de plataformas de ciudades inteligentes, y también el estándar nacional de seguridad, que es un elemento importante para evitar todo tipo de ataque. Permite integrar todos los datos de la ciudad o del municipio turístico en una plataforma y a partir de ahí se puede hacer varias cosas, interoperar y que esos datos se puedan compartir con otras plataformas de entes superiores, como una Diputación o el Gobierno. Se puede devolver esta información al ciudadano en cualquiera de los formatos, en una app móvil, en una pantalla y puede ser a través del uso de esos datos, gestionar eficientemente nada la ciudad.

–¿Y hacer un análisis predictivo?

–En los diez últimos años se han ido incorporando soluciones tecnológicas para digitalizar destinos y obtener los datos. El próximo paso es, con esos datos, poder hacer un uso de ellos para prever cosas o para hacer un análisis más profundo ya en este momento.

–¿Es buen momento para digitalizar el sector turístico?

–Después del Covid, que trajo un frenazo brutal del turismo, el sector se está reactivando y hay fondos para financiar proyectos innovadores. Por eso, sí, el momento es ahora para llevar a cabo esos proyectos, porque oportunidades como ésta no va a haber muchas más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios