Economía

Abengoa nombra a los nuevos consejeros de Abenewco 1 pero no informa a la CNMV

Planta termosolar construida por Abengoa. Planta termosolar construida por Abengoa.

Planta termosolar construida por Abengoa. / Juan Carlos Vázquez

Abengoa ha nombrado ya el nuevo consejo de Abenewco 1, la sociedad filial propiedad 100% de la cotizada que concentra los activos, el negocio y el empleo, pero ha decidido no informar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), según confirmó un portavoz de la propia compañía.

El nombramiento de los nuevos consejeros se produce más de dos semanas después de que dimitiese el equipo gestor que ha tenido la filial operativa en los últimos años y que tenía la misma composición que el consejo de administración destituido por los accionistas en la matriz en la junta extraordinaria del pasado 17 de noviembre. La cotizada había  comunicado al regulador de los mercados la dimisión de Gonzalo Urquijo –que presidía la filial– , Josep Piqué, Manuel Castro, José Luis del Valle, José Wahnon, Pilar Cavero y Ramón Sotomayor  y había asegurado que nombraría a sus sustitutos de inmediato.

Tras tardar dos semanas en cumplir ese nombramiento pese a la situación de crisis que el propio consejo de la matriz sostiene que vive el grupo, la decisión no se ha hecho pública, ni tampoco se ha comunicado a la autoridad bursátil, pese a que las decisiones que tomen incidirán directamente en la cotizada. El nombramiento sí ha sido ya inscrito en el Registro Mercantil de Sevilla.

La dirección de la cotizada informó a un accionista, a través del servicio de relación con los inversores, del nombramiento. Un hecho que también confirmó a este diario un portavoz oficial de la compañía.

Sin embargo, tanto al accionista como a este diario, se negó a informar de la composición del consejo y se remitió al momento en el que el Boletín Oficial del Registro Mercantil haga público el nombramiento, como es preceptivo. Hecho que debe producirse en pocos días.

Desde Abengoa aseguraron a este periódico que no consideraban que tuviesen obligación de hacer una comunicación de esa información relevante al regulador bursátil, pese a que serán las personas de las que dependan todos los negocios de la sociedad cotizada.

La multinacional sevillana, que acaba de cumplir 80 años, acumula una serie de incumplimientos ante las autoridades bursátiles y mercantiles desde hace meses, una dinámica en la que sigue con el nuevo consejo de la matriz el pasado 22 de diciembre, que preside Juan Pablo López-Bravo e integra sólo Margarida de la Riva Smtih, ya que el otro integrante, Jordi Sarrias, dimitió al no estar de acuerdo con la decisión de traicionar a los accionistas que les había elegido y alinearse con el consejo destituido, que pretendía ejecutar una reestructuración financiera que rompía la actual jerarquía societaria del grupo, aislando a la matriz, que planeaban llevar a la quiebra.

Entre los incumplimientos más graves está que no se han formulado las cuentas de 2019, cuando ya se ha cumplido más de un año del cierre del ejercicio. Esto ha impedido conocer la auditoría del grupo, que elabora PwC.

Tampoco se ha cumplido la obligación de comunicar al mercado los resultados del grupo a 30 de junio y 30 de septiembre de 2020.

El consejo de la matriz, aunque está en plazo legal para hacerlo, tampoco ha convocado la junta general extraordinaria que ha solicitado más del 3% de la propiedad, por lo que es de obligado cumplimiento. El servicio de relación con los inversores sí admite que dicha junta se convocará dentro del plazo legal, que expira el próximo 4 de febrero. La junta se ha convocado precisamente para destituir a López-Bravo y De la Riva Smith como consejeros de la cotizada.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios